EL REGALO DE LA PANDEMIA

UNA NUEVA DECORACIÓN EN LAS CALLES

Los conocidos en diferentes países de Latinoamérica como máscaras quirúrgicas, cubrebocas, tapabocas, barbijos o nasobucos, se han vuelto uno de los desechos más contaminantes en estos años de pandemia, donde agravan la contaminación por el plástico, que de por sí ya existía desde mucho antes.

Si bien las mascarillas han sido utilizadas para frenar la propagación del COVID- 19, son productos que no se biodegradan fácilmente, por el contrario tardarán hasta 400 años en hacerlo, además a largo plazo pueden fragmentarse en partículas más pequeñas, como micro y nanoplásticos, situación que les permitiría que se extiendan por los ecosistemas y los corrompan más de lo que ya están.

Vivimos en la cultura mundial de “usar y tirar”, eso de reciclar, es algo que no se nos da y cuando nos obligan nos sentimos incómodos frente a ello, no está dentro de las costumbres ni siquiera de las enseñanzas que se han recibido, pues no siempre se mancuerna en la casa, en la escuela, en el trabajo, en la sociedad y no hablemos del ejemplo de los mayores a los niños y jóvenes, pues eso no existe.

Desde que empezó la pandemia y se hizo el uso obligatorio de ellos, se supo que millones de mascarillas estarían en el medio ambiente cada mes, sin embargo, no se hizo mucho para educar en el uso y en la forma en que tenían que ser desechadas.

Si se uso un cubrebocas desechable por día durante todo el confinamiento, esto podría resultar en un consumo global de 129 mil millones de mascarillas, por lo menos.

¿Dónde terminarán esos tapabocas usados en la temporada COVID-19?. La respuesta es fácil y para ello baste las fotos de aquí, de los alrededores de por donde vivo.

*

*

Muchos de ellos pasaron a vestir las calles, son un nuevo implemento que luce en sus diferentes colores, aunque sin lugar a dudas el negro predomina, seguido del celeste que no se queda atrás.

*

*

Otros fueron ornato para los cactus,  diferentes pastos y plantas que parecería que imitaban a los humanos, luciendo un estilo muy particular.

*

*

No se diga aquellos con una dote más artística, se volvieron arte objeto callejero, para de esa manera sensibilizar al público que lo observa.

*

*

Para muestra valen unos botones, podrán decir que ésta viene de un país subdesarrollado, tercermundista que por eso es así, sin embargo, me pregunto, y….¿los otros en dónde los deshecharon o qué hicieron con ellos?, ¿qué obscuro destino les aguardó?, pues por lo que se sabe la mayor parte no son reciclables.

Misterio que el tiempo nos develará, cuando muchos animalitos marinos aparezcan disfrazados con ellos, por señalar un destino muy usual en estos tiempos para los plásticos.

MÉXICO

*

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

10 comentarios en “EL REGALO DE LA PANDEMIA

  1. ¿Cómo estás, Themis? Agradezco tu respuesta de la publicación sobre Tehuacán, ¡muchas mercedes! Es deplorable ver cómo nuestra especie no cesa de contaminar, cierto.

    Sí, remembro cuando encentaba la pandemia hasta se veían guantes de látex en el ponto junto con los cubrebocas; como bien expresas, de por sí nuestro planeta ha resentido nuestras acciones réprobas ¿y ahora esto?

    Debemos coadyuvar para que esto mejore, de un modo u otro; tanta tarea por realizar, ciertamente. Muchas mercedes por tu reflexión, te deseo todo el éxito del mundo y estemos expectantes porque esto sí mejore. Un amplexo, hasta pronto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ni modo Daniel el día que se sacuda nos expulsará a todos y con ello solo se liberará de un virus molesto, de una plaga y seguirá su camino transformándose, no es a la tierra a la que le causamos daño sino a nosotros, que seremos quienes no exterminaremos, sin embargo, adelante cubramos nuestras necesidades inmediatas y manejémosnos por el principio del placer, sin tener en cuenta ninguna otra cosa. Te mando un abrazo grande y pásala lindo

      Me gusta

  2. Muy triste, Themis, y a la vez una reflexión muy necesaria. Ojalá hubiera alguna directriz sobre qué hacer con las malditas cosas. También acá en mis lares se ven por todos lados. Fíjate que ahora estoy trabajando en un walmart, nunca había trabajado en ese ramo y bueno, de las cosas que me han impactado es la cantidad de plástico que llega en los productos que consumimos. Como que cuando va uno y compra no se pone a pensar que todo ese plástico (cada vez más usado) acaba en la basura, ahora hay que multiplicar eso por la cantidad de tiendas, de gente, es una locura. Y lo otro, es la cantidad de comida buena que se destruye y se tira a la basura, una pena de verdad, muchas veces ni siquiera se dona o se vende más barato, simplemente se deja que se eche a perder y se tira. Horrible. Un sin sentido. Te dejo un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí Ana, es terrible la cantidad de plásticos y de envases inútiles que consumimos, empaques diseñados para engatuzarnos y que compremos, y que no sirven para otra cosa que para tirarlos a la basura y seguir con esa cadena. Sin embargo, todos somos cómplices de esas cosas, también en gran parte es nuestra comodidad y el no dejar de consumir, tomar otro modelo, sin embargo para eso hay que sacrificar aunque ganas en comida saludable y no tanto procesada.
      La comida que se desperdicia en super y mercados es terrible, no existiria el hambre en ningún lado si se hiciera un buen uso de ella.
      Más allá sigamos en esta sociedad con los ojos cerrados, no vaya a ser que nos entre la conciencia. Gracias Ana, un abrazo bien grandote

      Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Isabel, así es, aquí es terrible ver los cactus con ellos colgando, por donde caminas los vas encontrando. Cada día buscamos más que nos solucionen los problemas desde afuera sin verlos como nuestros, la basura es todo un tema y la conciencia sobre ella no aparece. Te mando un abrazo

      Me gusta

    1. Se ve que en todos lados es lo mismo, seguiremos adelante sin prestar atención, pues creemos que de ello se tiene que encargar otro y bien dices la Tierra está enojada, esperemos que un día no se sacuda y nos vuele a todos. Gracias Eva por comentarlo, un abrazo grande

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.