CRÓNICAS NOCTURNAS: EL CEREBRO Y EL COSMOS

DIVAGUES EN UNA NOCHE DE VERANO

«La teoría científica moderna nos obliga a pensar que el creador trabaja fuera del tiempo y del espacio, que son parte de su creación, así como el artista está fuera de su lienzo.»  

James Hopwood Jeans

Físico, astrónomo y matemático británico.

Durante la noche, si estamos ubicados en un lugar más o menos oscuro, podemos visualizar un reguero infinito de estrellas, que se desperdigan como pequeños puntos luminosos a lo largo de la bóveda celeste o en algunos momentos podemos ver algunos de ellos.

Claro, que hay que contar con un centímetro cúbico de suerte, pues cada día parece que el humano, quiere borrar de su visión ese infinito que lo cubre, sembrando luces, tal vez, por el gran miedo que padece o para no ver su alma tan oscura o……sin embargo, este es otro tema.

Las vemos así por la gran distancia que nos separa de ellas, en algunas partes podemos apreciar a simple vista algunas nebulosas, por su forma de brillar, sin embargo, nos es difícil visualizar los pequeños detalles que encierran y que cada día con los telescopios más potentes y las fotos más nítidas  en alta resolución, nos dan cuenta de todo ese mundo que para la simple visión humana es imperceptible.

*

*

A medida que avanza la investigación hacia las alturas, hacia ese universo enigmático que nos rodea, también se van encontrando logros en el camino hacia el ser interior humano y ahí se abre un mundo insondable de «coincidencias» en donde el ser humano y el Cosmos se emparentan.

Cada día surgen fotos que nos van mostrando más detalladamente y de una forma sorprendente, esos mundos macro y micro y sus semejanzas.

Por otro lado, cada día trabajan más juntas la cosmología y la neurocirugía dando cuenta de las similitudes que hay entre el Cosmos y el cerebro.

Así, en esos encuentros que tienen, desde los extremos de un abanico en donde cada uno estaba, mirando para su lado, decidieron una observación en conjunto, a la cual se van sumando más adeptos en esta búsqueda de respuestas en forma unida, tratando de retomar el camino de antaño, para integrar a las diferentes especialidades.

Los caminos se separaron en un momento, cuando el ser humano compartimentó y especializó todo el conocimiento en aras de hacerlo más profundo en cada área, sin embargo, con ello llevó a que todo se desmembrara, a que el detalle no dejara percibir a la totalidad y que incluso las diferentes disciplinas se volvieran en una parte antagónicas, pero esta es otra historia, tal vez necesaria para el avance, no así el concepto que la envolvió, el de excluir como forma de concordar o el de prevalecer o por lo menos hay que tomar conciencia sobre ellos, pues es algo que está trabado en nuestra cotidianidad social.

Ahora, cuando llega la era de la información donde todos pueden consultar lo que otros hacen y comunicarse, donde el ser humano está siendo testigo de otra forma de percibir los acontecimientos y todo lo que le rodea, donde la teoría cuántica dio paso a replanteos o, será qué, ¿con sus planteos está cambiando al Universo? y por qué no pensar que la neurocirugía abocada al micro también,  en ese gran «ordenador» que es el cerebro, ¿no será también, parte de ese proceso de cambio de paradigmas? y con ello surgen las «fantasías» de un universo conformado por todos, donde hay que enfocarse a integrar para universalizar y tal vez, por qué no, encontrarnos a nosotros mismos o por lo menos respondernos muchas preguntas que revolotean en el adentro aunque no queramos reconocerlas .

Dicen por ahí, no recuerdo quién, que:

«La física cuántica parece desempeñar un papel sutil tanto en las galaxias como en las sinapsis cerebrales. Contemplar el universo como un inmenso ordenador nos lleva a preguntas cruciales sobre su programa y su memoria.»

¿Será que no somos otra cosa que una creación de otros que nos estudian a su vez, que pueden estar haciendo cambios y adaptaciones?, tal vez, ¿somos una reserva en un laboratorio galáctico? o al revés, ¿las galaxias son simulaciones de nuestros pensamientos colectivos?.

Tal vez, a medida que se vayan uniendo más disciplinas, que se expanda, se pueda llegar a lograr cambios en la conciencia humana y por qué no en la cosmológica también.

Eso sí, algo que ya se ha visto y es motivo de ponerle un gran signo de interrogación, son a las redes que formas las galaxias al igual que las neuronas, son muy parecidas, a veces simulan ser lo mismo.

*

*

«No intento entrar en detalles de la formación de ambas estructuras, pero sí lanzar una reflexión sobre si nuestro cerebro es una estructura que reproduce patrones del cosmos o…¿Es al revés? ¿Es nuestro cerebro el que da sentido y forma al cosmos?»

David Jou, es un físico, poeta y ensayista español, cree que la extensión ilimitada del espacio es necesaria para la existencia de la vida y del cerebro. También dice, que para la existencia de conciencia se requiere una cierta inmensidad del cerebro, pero no en extensión, sino en capacidad de procesamiento y memoria. Es el cerebro el que nos abre a la conciencia de la infinitud del espacio.

Por otro lado, se habla que como se creía en algún momento, el universo al igual que  el cerebro, no son solo una máquina.

«El universo empieza a parecerse más a un gran pensamiento que a una máquina. La mente deja de parecer un intruso accidental en el reino de la materia.»

JOHN WHEELER

Físico teórico estadounidense

Observando las estructuras completas del universo y del cerebro, se han dado cuenta que: el universo está poblado de galaxias y el cerebro de neuronas.

*

*

Casi se puede decir que hay la misma cantidad en uno y otro sistema, eso sí, nos es muy difícil imaginar al cerebro como un universo por saberlo tan pequeño, velado, laberíntico, sin embargo, la sensación de totalidad es común al cerebro y a universo.

Pues parece, que lo que convierte a un espacio en un universo es esa sensación de totalidad, en donde en una parte se aplica el concepto de que «el todo es más que la suma de las partes», ambos cuentan con ella, por lo menos en la impresión  que nos producen, en lo misterioso, en la inmensidad de algo que es muy difícil de englobar.

Vivimos enajenados, apresurados, sin tiempo para prestar atención a cualquier cosa que signifique un esfuerzo de concentración y lo que es más: silencio, para de esa forma poder entrar en lo arcano que es el espacio exterior, el universo o el interior, el cerebro, para poder visualizar esas semejanzas, entrar en el asombro, en el encuentro.

Más allá que le tememos, pues corremos el peligro de descubrir nuestra esencia, nuestra espiritualidad y no saber qué hacer con ella, nos perturbaría en esta forma de vida que llevamos y nos señalaría de repente una gran mentira o ilusión por la cual estamos todos hechizados.

«Solo somos una raza avanzada de monos en un planeta menor de una estrella promedio. Pero podemos entender el universo y eso nos hace muy especiales.»

Stephen Hawking

Por lo menos, eso es lo que nos creemos. Si es cierto, que es un privilegio que traemos tener el entendimiento, sin embargo, no hacemos uso de ello para elevarnos, para descubrirnos, ni siquiera somos conscientes, la mayor parte vivimos como las hormigas mirando el suelo y siguiendo los aromas que nos han derramado para perseguir el camino trazado.

¡Aviva al cerebro!

¡Despierta!

MÉXICO

***

CRÓNICAS NOCTURNAS: LA CÉLULA Y EL COSMOS

CRÓNICAS NOCTURNAS: LOS PILARES DE LA CREACIÓN

CRÓNICAS NOCTURNAS: LOS PILARES DE LA DESTRUCCIÓN

CRÓNICAS NOCTURNAS: LA BATAHOLA 1

CRÓNICAS NOCTURNAS: EL SOMBRERÓN 2

CRONICAS NOCTURNAS: EL DESCENLACE 3

Agradezco las fotos tomadas de internet

***

ABRI LA PÁGINA DE FACE

BLOG DE THEMIS

¡ÉCHALE UN OJO!

 Te invito a que te des una vuelta por el blog,

donde encontrarás otros posts que te pueden atraer.

Imagen Link MENU PRINCIPAL B ByN
GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!
FIRMA baja res

14 comentarios en “CRÓNICAS NOCTURNAS: EL CEREBRO Y EL COSMOS

  1. De nuevo, unas reflexiones inspiradoras. Gracias Themis, por estos texto tan interesante.
    Hace unos años, visitando el Centro de Interpretación de Cabrera (Colònia de Sant Jordi, Mallorca) me encontré con este pensamiento, que me marcó bastante, que creo está muy relacionado con tu escrito, tan sencillo y a la vez tan profundo :
    «Como es arriba es abajo» https://dotdos.files.wordpress.com/2012/04/arriba-y-abajo.jpg
    Un abrazo!!! Y feliz semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola José Manuel gracias, sin lugar a dudas ese pensamiento de Hermes Trimegisto en el Kybalión de: «como es arriba es abajo, como es adentro, es afuera.» que afirma que este principio se manifiesta en los tres Grandes Planos: el Físico, el Mental y el Espiritual, tiene mucho que ver con lo que ahora la ciencia empieza a descubrir. Gracias por traerlo un abrazo bien grande

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola Themis, la verdad es que resulta muy interesante y sugerente la posibilidad de que nuestro cerebro guarde similitud con el cosmos. Por ahí vi que alguien comentaba si el cosmos no es mas que el «cerebro» de algún ser superior. Nuestras sondas y telescopios quizás van navegando en el cerebro de algo más grande que nosotros mismos, que nos deja explorarlo… En fin, hay tantas posibilidades, y bueno creo que nos ha tocado vivir en una época donde la tecnología nos está maravillando de una forma nunca antes vista como las nuevas imágenes del telescopio J.Webb que nos han dado la oportunidad de echar un vistazo casi, casi, al momento del «bing,bang». En todo caso, todo es un recordatorio de nuestra pequeñez pero también de que tenemos un lugar en el universo y de que así como podemos mirar hacia el cielo y ver cosas increíbles, también podemos sacar una gota de nuestra sangre y verla en el microscopio, entonces veremos también otros mundos pequeñitos. Eso pone las cosas en perspectiva. Te mando un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si Ana, cada día se abren nuevas posibilidades y con ella se extienden los conocimientos y las interrogantes, las fantasías, aparecen, es un vasto mundo que tenemos por delante, que a medida que nos acercamos aparecen nuevos descubrimientos que nos llevan a cambios en lo que creíamos que era, alucinante como nosotros mismos. Macro y micro para donde quieras agarrar el camino para cada día conocerte y conocer más. Un abrazo grande y gracias por tu comentario amplio y elocuente

      Le gusta a 1 persona

  3. ¿Cómo has estado, Themis? En definitiva, tenemos dificultades como individuos para reconocer nuestras propias aptitudes, y qué mejor para ejecutar el bien que más que nunca es requerido en estos tiempos tremebundos.

    Pero sí, considero que no es tarde para recapacitar. Aguardo por ello, en verdad. Muchas mercedes por compartir tus pensamientos, reflexiones, ideas y todo lo demás. Éxito, un amplexo y hasta pronto.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Daniel, muchas veces no somos concientes, nos dejamos llevar o creemos que tenemos tiempo y solemos dejar todo para mañana, es hora de despertar y hacernos cargo de todo lo que nos corresponde. Un abrazo grande

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.