PUESTAS DE SOL: DESDE MONTEVIDEO, URUGUAY

Cuando los aplausos se sueltan

Venía hablando de las puestas de sol y de que me había sorprendido mucho haber recibido varios comentarios, en donde hacían referencia que a partir de haber leído lo que había escrito sobre ellas, comenzaron a mirar hacia arriba.

Eso me llevó a que en una de las puestas que suelo ir a ver a lo que llamo mi platea, en un montículo en el desierto en México, uno de esos comentarios me dejó pensando y me remonté a mi más tierna infancia.

AQUÍ LES VA LA HISTORIA

Desde muy pequeña ir a la puesta de sol, sobre todo en esas tardes cálidas de primavera donde si estábamos en Montevideo nos dirigíamos toda la familia a la Rambla, esa gran avenida que bordea a ese maravilloso río como mar dulce, que no se le ve la otra orilla, el Río de la Plata, se vuelve uno de los más hermosos paseos.

*

*

Es una costumbre muy uruguaya cuando se vive en la capital ir a la Rambla a tomar mate, caminar, conversar o si se va con auto llegar a los espacios donde se puede estacionar y desde ahí contemplar y despedir la jornada, embelesarse con esa hermosura que todos los días nos regala el cielo.

Los fines de semana en Montevideo solíamos dirigirnos a diferentes puntos de ella, donde mi padre sabía que la vista era sin igual y mientras bebía su café, mi madre su mate y nosotros nuestra leche, veíamos como esa pequeña estrella enana de ese color rutilante, iba entrando en ese evento con el cual  señalaba que ya llegaba el fin de la luz.

Mágicamente desaparecía en el horizonte entre el mar y el cielo.

Esa parte interna que se eleva, se iba conectando plenamente con ese sol que se sumergía en el agua, quedábamos como hipnotizados, en un estado de meditación profunda aunque fuera por breves segundos, para regresar con una sonrisa por haber visto la belleza que regalaba en su ocaso.

Con el correr del tiempo se fue haciendo una costumbre en el país, cada día congregaba a más personas sobre todo de diciembre a marzo, donde muchos se dan de una manera religiosa una cita a la puesta del sol. Se llena de seres que ya sea desde la arena o caminando por la vereda, aguardan ese evento, al cual todos se detienen a observar para que cuando acaba ese rito, estallar en un gran aplauso para despedir al último rayo del Hermano Dorado que se esfuma tras las aguas de ese Río de la Plata.

*

*

Se ha vuelto una tradición que surgió en los años setenta que luego se fue extendiendo a todas las playas y miradores del país, que se aplauda a la puesta del sol, algo que les encanta a los extranjeros y sobre todo a los argentinos.

«Cuenta la leyenda que en el año 1972, cuando los sobrevivientes de los Andes* el 22 de diciembre daban su conferencia de prensa luego de 72 días en la cordillera, la gente que se encontraba en la playa comenzó a aplaudir la puesta del sol en memoria de los que quedaron en la montaña y por haber dado una chispa de fuerza a los que salieron por sus medios. Se aplaude como agradecimiento por un día más»

También se puede escuchar a veces, alguna gaita que suena en la despedida, sobre todo a la altura de la Plaza Virgilio, en Punta Gorda donde dicen que se ven las mejores puestas, más allá que eso sucede en muchos puntos diferentes.

*

*

Claro, que no se si ahora siguen prestando atención al astro que se va o están ensimismados en las pantallitas.

En las tardecitas del verano, donde era la casa de la playa la que habitábamos en Las Toscas, ahí, hasta que el Hermano Sol no se fuera no nos íbamos de la playa si en ella estábamos, también absortos en ese desvanecerse que iba tiñendo el cielo con un conjunto de colores hermosos.

Si no se estaba en la playa o el clima no lo permitía, pues soplaba mucho el viento,  se tomaban las bicicletas y en una procesión de todos los que se juntaban íbamos rumbo a Atlántida, otro balneario cercano y desde él contemplábamos el desvanecimiento.

La puesta de sol era parte de mi vida, instantes maravillosos que habían quedado marcados en el interior y que cada vez que se podía había que encauzar los pasos hacia ellas, así fuera verla desde una azotea cuando no se tenía la posibilidad del cielo abierto, ni de verlo a ÉL en su adiós, sin embargo dejaba tras sí ese deleite de luz y color en la bóveda celeste.

*

*

Muchas veces me pasó a lo largo de mi vida, sentir que arriba de mí había algo muy mágico, muy similar a mi ser y que había que acercarse a ello.

Otro lugar que recuerdo, donde muchas de las personas que lo habitaban hacían todos los días una ceremonia a ese sol que se iba, fue en una isla entre el Golfo y el Caribe en México, Holbox, pero ello lo dejo para contarlo en otra entrega.

Holbox, «el agujero negro», un lugar pequeño y perdido donde en aquel momento no había ni autos ni bancos, las calles eran de arena y la tierra de descendientes de mayas perseguidos y de piratas.

CONTINUARÁ…

DESDE MÉXICO

***

* «El viernes 13 de Octubre de 1972 un avión uruguayo, que llevaba 45 pasajeros a Chile, de los cuales muchos eran estudiantes y jugadores de un equipo de rugby, se estrelló en la Cordillera de los Andes.

Doce murieron a causa de la caída, los sobrevivientes a esta tuvieron que soportar entre otras cosas a la temible Cordillera, treinta grados bajo cero durante las noches y al hambre.

Conocido también como la «Tragedia de los Andes» o «el Milagro de los Andes», cuando se enteraron por radio que se había abandonado la búsqueda, dos muchachos deciden cruzar las inmensas montañas para así llegar a Chile.

De esta manera es como el 22 de diciembre de 1972, después de haber estado durante 72 días aislados de todo, el mundo se entera que dieciséis vencieron a la muerte en los Andes.»

***

Agradezco las fotos tomadas de internet

***

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

12 comentarios en “PUESTAS DE SOL: DESDE MONTEVIDEO, URUGUAY

  1. Hola otra vez.
    Hice un comentario en esta entrada tuya, cuya lectura me emocionó pues me trajo de vuelta muchos atardeceres, y veo que no la has publicado, que la has rechazado. Sin cuestionar el derecho que tienes a hacerlo, por supuesto, es tu blog, me gustaría conocer los motivos, si fueras tan amable de mandarme un mensaje, explicándome. Verás, tengo muy activo el sistema emocional del abandono, me lo estoy trabajando, pero cosas como ésta me hacen de trigger y me gustaría indagar en ellas. ¿Puedes explicarme?

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, discúlpame pues no entiendo, nunca he rechazado un comentario, por el contrario son motivo de alegría, esté o no esté de acuerdo con ellos, déjame buscar pues no he contestado todos o si ha entrado a Spam como a veces sucede. Ahora mismo lo veo, no ha sido para nada rechazo, tal vez tengas que cambiar un poco tu sistema de interpretación de los hechos o como hiciste ahora preguntar, gracias por haberlo hecho, y disculpa mi distracción. Un abrazo grande y que tengas un lindo día,

      Me gusta

  2. Gracias por traerme a la memoria esos atardeceres en la Rambla.
    Ahora entre montañas, no dejo de verlos y disfrutarlos. Creo que junto con la Luna, los atardeceres tienen esa magia que nos hechiza y no podemos dejar de admirarlos.
    Saludos desde un Santiago muy frío.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me imaginé que te iba a gustar, que te traería recuerdos. Donde sea un atardecer es hermoso, también yo los veo entre montañas, si parece que el frío les llegó y con ganas. Un abrazo grande y gracias

      Me gusta

  3. ¿Cómo has estado, Themis? Rememoro la última novela que publicó el autor argentino Manuel Puig, ‘Cae la noche tropical?, menciona al principio con dos provectas quienes hacen alusión al anochecer y en ese crepúsculo hablan que una vez ocultándose el sol se sentirían menos solas.

    En este caso, es algo melancólico. Sí, bien dicen que cada lugar en el mundo tiene sus puntos desfavorecidos y a su vez, virtuosos que no cualquiera puede tener. Verbigracia, la capital uruguaya.

    Entonces, no hay como apreciar lo de cada sitio y valorarlo en su ecuable y salutífero juicio para gozar de estos momentos que se tornan unívocos. Muchas gracias por compartir esto, sinceramente ¡de fábula!

    Éxito, hasta la próxima y un amplexo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Daniel, aquí ando bien, gracias, me alegras que te haya gustado, la verdad que Uruguay tiene muy hermosas puestas de sol, no solo en sus costas sino también en el campo, junto a los ríos

      https://blogdethemis.wordpress.com/2016/02/08/cuando-el-cielo-besa-al-rio/

      Aquí te dejo un link con un atardecer en el río.
      Donde uno se encuentre descubre la belleza no solo de los atardeceres sino la del lugar, sabiendo mirar pues hay veces que está escondida. Un abrazo grande y pasa una linda semana

      Me gusta

      1. He revisado tu enlace, ¡insignes atardeceres! Con sinceridad, transportan a cualquiera y es de lo mejor; en dado caso, bendito sea Uruguay. Y cada rincón, alberga algo que debe ser descubierto.

        Muchas mercedes por tu compartición, éxito y un amplexo.

        Le gusta a 1 persona

      2. Así es Daniel un pequeño país, sin embargo tienen muchos lugares muy hermosos y aún se mantiene algo natural, me alegra que te haya gustado. Un abrazo y buen día

        Me gusta

  4. Me ha emocionado tu entrada. ¡Qué gustito tener esos recuerdos de la infancia! Si alguna vez vienes por España, acércate a ver la puesta de sol de Zahara de los Atunes en Cádiz. Quisiera mandarte fotos pero no puedo adjuntarlas aquí. Hay una de allí en mi blog, en la entrada que se llama «La vida, pese a todo». Yo creo que se aplaude porque no hay palabras para tanta belleza, porque el universo nos las roba, nos calla con su inmensidad. Pero el cuerpo lo siente y por ello necesita expresarlo a través de las palmas, o de la emoción vertida en lágrimas. ¡Qué bella tu entrada!

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Ya apareció!, me alegra tu comentario, y más que te haya emocionado la entrada. Al rato entro a tu blog pues ya me dejaste con curiosidad para ver esa entrada y no dudes que si un día voy a España llego hasta ahí solo para ver esa majestuosa puesta de sol y escribir sobre ella.
      Me gustan las palabras que usas para describir esa belleza que nos regala la vida.
      Gracias por tu comentario, y nuevamente te pido una disculpa por esta falta. Un abrazo y te visitaré en tu espacio

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.