CRÓNICAS DESDE EL PATIO: NUEVO EPISODIO

EL DESCOLADO

El patio cada día está más concurrido, están llegando nuevos vecinos que se acercan a ver qué pasa y unirse al jolgorio que a veces se arma.

El otro día me encontré en el suelo comiendo a unos de esos pajarillos que son gorriones de monte, tienen la cabecita y la barbilla roja, son hábiles cantores, con un canto muy hermoso y que por ello lamentablemente los cazan para venderlos y volverlos aves de jaula, cosa que sucede mucho en los hogares de clase media y baja, por eso es conocido como el «Canario de los Pobres».

Por uno de ellos fue que empecé a tener relación con las aves o mejor dicho a mirarlas y a observar sus movimientos.

El llegaba todos los días y abría sus conciertos con un trinar digno de la Scala de Milán, cantaba y cantaba, con ello daba ese sabor especial a la ópera que es esta vida, lo llamaba «El Tenor», pues merecía ese título.

Dicen que son tímidos y esquivos por eso solo permanecen por breves instantes, sin embargo, este se ve que el canto le hacía perder su característica o que tenía concurrencia por los alrededores, pues creaba un espacio muy disfrutable y cada día más largos. Me asomaba por la ventana o salía afuera a escucharlo.

Estuvo un buen tiempo llegando, se regodeaba en saberse bueno para el trinar, hasta que un día llegó otro volando, juntos retomaron el vuelo y ya no volvió.

Me encantaba el aguzar el oído para deleitarme con todos los sonidos que lograba, alegraba mi jornada, lo extrañé después que se fue, más allá que en cada primavera se deja escuchar alguno que también despliega el «belle canto», aunque no se le igualan.

También llegó otro que ya se está volviendo asiduo, es gris, un poco más grande que los personajes del patio, con un movimiento por momentos muy eléctrico y él es loco por las hojas del chayote, cuando llega emite un sonido, como un silbido muy especial, se zambulle entre ellas, comienza a almorzar y mientras lo hace parece que las hojas danzaran a su alrededor.

Por otro lado, han habido nuevos nacimientos esos que nunca faltan en esta época, los gorrioncitos que llegan a gritar pidiendo por uno de los padres para que les de su santo alimento. Escandalosos como ellos solos, que siempre me hacen recordar al tango «Cambalache» en donde dice: «…el que no llora no mama y el que no afana es un gil…», estos se ven que lo han aprendido bien.

Está el Mandamás con su nuevo hijo, mostrando a esa familia perfecta que se me hace que han cambiado las costumbres de sus congéneres y se han modernizado, adaptado al ambiente en donde viven, que les da todo el confort que necesitan sin tener que moverse demasiado.

Llega desde temprano, se puede decir que es generalmente el primero que anda en la vuelta, junto a todos los gorriones que en ellos ya es su estilo de vida el esperar que les llegue la comida.

Apenas me ve ya empieza a dar sus pasos danzarines a mi alrededor, se va acercando, mostrándome que ya ha llegado, que ahí está y que no le he puesto la comida.

*

*

Conoce muy bien todos mis movimientos, mis reacciones, y la forma de hacerse presente, prácticamente está el día completo en el patio hasta la puesta de sol, es el primero en llegar y casi el último en irse y ha acostumbrado a su familia también, más allá que llegan por períodos más cortos de tiempo.

La última en irse es Coquita que después que todos se desaparecieron ella aparece le pongo un poco de comida y junto con su amigo el gorrión los dos se pasean y comen.

El nuevo hijo del Mandamás tiene una característica muy especial, no tiene cola,  no le han salido aun sus plumas, cuando lo vi la primera vez a ese ser extraño que parecía una codorniz me sorprendió mucho, no sabía que era su hijo hasta que me di cuenta que lo seguía para todas partes, sobre todo cuando algún otro se la agarraba con él y le mandaba un picotazo.

*

*

Es bien chistoso tiene las mismas costumbres que el padre, se me acerca, hace ese sonidito característico de esa familia, que por eso fue que  reafirmé hijo de quién era cuando se lo escuché.

El otro día que hacía un calor tremendo, ahí me los encontré adentro del agua muy tranquilos descansando, en esa tapa que un día cayó del cielo en una tormenta, que sirve de bebedero y piscina.

*

*

Luego se les sumo la madre La Despeinada que ya no lo es más, ahora parece tortolita de sociedad por lo bien arreglada que anda.

*

*

Se quedaron juntos al sol secándose, todos muy en paz, tranquilos, disfrutando de las delicias de la vida.

*

*

Es una familia muy unida, pasean juntos por el patio, van y vienen, a veces se ve a alguno de ellos esperando que el hijo de sus vueltas, que logre su autonomía, que vaya adquiriendo confianza y ellos se echan en el piso mientras lo dejan.

*

*

Me sorprende esa evolución que han tenido en las diferentes primaveras que hemos vivido juntos y han ido naciendo sus pichones.

Ha pasado un tiempo y ya le empezaron a nacer las plumas al «Descolado», cada día se las ve más largas y junto con ellas se ha ido transformando en un peleonero que ya se les enfrenta a los otros y lo que es más los corretea, me hace mucha gracia el verlo como ha ido conquistando el terreno.

*

*

Eso sí cuando se le pone duro el enfrentamiento sale corriendo moviendo sus patitas rápido muy rápido a refugiarse con alguno de sus padres.

Otro que una noche llegó sin esperarse fue el Mamboretá o Mantis Religiosa, que todos los años por esta fecha se le ve, claro que no sé si es el mismo, así que en cualquier día tendremos nuevos pequeñuelos tratando de huir de ser comidos y trepando las paredes.

*

*

Así va el patio, todos los días hay algún entretenimiento en este reality que se ha convertido, donde por buenos ratos mientras tomo un poco de fresco, me quedó sentada contemplando lo que sucede entre todos ellos, que me sacan muchas sonrisas y han sido mis compañeros en el retiro.

MÉXICO

***

HISTORIA DE ANIMALITOS:  LOS CRI-CRÍ

HISTORIA DE ANIMALITOS: EL TENOR

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

Anuncio publicitario

8 comentarios en “CRÓNICAS DESDE EL PATIO: NUEVO EPISODIO

    1. Fueron mis compañeros durante este retiro en el que estuvimos y aún me siguen acompañando, es hermoso verlos, le dan vida a la vida. Los vencejos se me hacen fascinantes con todas las formas que son capaces de realizar como las escuelas de peces. Nunca los vi, salvo en documentales y películas y fotos, Gracias Eva, que tengas un hermoso fin de semana, un abrazo bien grandote

      Me gusta

  1. Se siente la paz en el ambiente. Por estos patios anda el gato Memo de caza y haciendo cabriolas, ya tuvimos su primera víctima, un pollo de los mirlos que son aves cupletistas que cantan de noche como artistas de postín. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Suele suceder, que las «entidades de uñas afiladas» hagan de las suyas, no conozco a los mirlos, me encantó eso de «aves cupletistas», me ha hecho reír, gracias por ello, tu siempre con ese sentido del humor exquisito y tan gráfico. Te mando un abrazo grande

      Me gusta

  2. Me fascinó y cautivó el saber que hay una familia de tórtolas en tu casa, ¿es correcto? Máxime que, como seres unificados pudiste retratar e inmortalizar el hecho de generarnos una lección como colectivo: la familia genuina, siempre permanecerá adherida por todo lazo de cualquier índole.

    Muchas mercedes por la compartición de tu experiencia en tu propio espacio, el cual es asequible a todo público y en verdad, gracias por todo ello. Excelentes imágenes, incluyendo la mantis religiosa. Éxito, hasta pronto y un amplexo.

    Le gusta a 1 persona

    1. No solo hay una son varias, hay cerca de unas doce, salvo que hay una familia que se puede decir que prima y otra tortolita Coquita que fue la primera que llegó, ahora es viuda pues antes llegaba con su compañera la Ñandu,
      Esta familia si que ha sido única, sobre todo en su forma de comportarse pues los hijos siguen a su lado a veces hasta encontrar su pareja.
      También hay un grupo de gorriones y otros animalitos que llegan.
      Gracias por tu comentario, qué lindo que te guste y está escrito casi todo el desarrollo de ellos en las CRONICAS DESDE EL PATIO. Un abrazo grande

      Me gusta

  3. Me encanta conocer tus historias de tórtolas, gorriones y demás seres vivos que te rodean. Los estoy viendo y comparto contigo esa armonía y sintonía de vivencias. Pues aquí también tengo tórtolas y viven en las acacias junto a los gorriones que son muchos. Lo último que me ha sorprendido es que
    hay dos tórtolas atrevidas, que cuando echo de comer a los gatos, se atreven ya a comer con ellos.
    A ver si consigo hacerles la foto juntos. Es increíble la vida que existe a nuestro alrededor, Themis. Es hermoso observalo. Gracias por compartir tus vivencias. Mi abrazo y cariño. Feliz fin de semana.

    Le gusta a 1 persona

    1. La vida siempre sorprende y es una maravilla, que locas tus tórtolas comer con los gatos, está bueno eso, cada día los animalitos están llevándose mejor entre ellos y están derribando viejos esquemas, ¿será el cambio que se espera?. gracias Julie por tu aporte a este mundo de milagros y de comunión con el habitat y sus diferentes elementos. Un abrazo grande, no dejes de tomarles fotos si lo logras

      Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.