CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LA PRIMERA LUNA CRECIENTE DEL AÑO

«Cuando el hombre se apiade de todas las criaturas vivientes, sólo entonces será noble»

Buda

El calor sigue, es muy agradable sentarse en el patio en la tardecita cuando el sol va abandonando este cielo, cede el paso a la noche y mientras recrearse con lo que por ahí va pasando, ya que gran parte de los integrantes de él disfrutamos de este regalo que la vida nos concede, esta Primavera inesperada.

Ahí andaban las tortolitas y los gorriones que ya se habían dado un gran festín buscando por si algún granito había quedado escondido y mientras también ellos esperaban que la obscuridad les anunciara que era hora de regresar a sus nidos.

Algunos estaban simplemente en el muro como contemplando y dejándose acariciar por los últimos rayos dorados.

*

*

Las golondrinas que parecía que algunas de ellas con esta nueva renovación han regresado o nunca se fueron, se las volvió a ver surcando el aire.

Dos de ellas se perseguían en una carrera de grandes acrobacias como si su juego fuera el imitarse, el tratar de seguir a la otra y hacer lo mismo que la guía realizaba y se intercambiaban en el rol, iban a una velocidad prodigiosa, pienso que también eso era lo que disfrutaban, daba gusto ver esa magia de pasatiempo que se traían.

*

*

Ahí estaba también Chispita, la homeless, había llegado temprano y se había quedado en una de sus siestas, muy explayada durmiendo, mientras se escuchaban sus ronquidos, total y absolutamente tranquila de poder abandonarse sin que nadie la molestara.

*

*

En eso estaba cuando de repente me percato que al correrse una nube deja aflorar a lo lejos muy tímida, casi no se la veía, a: ELLA, tenue, suave, parecía frágil en esa inmensidad que la rodeaba.

*

*

Me llevó a recordar quién sabe por qué a un grupo de niños, hace ya muchísimos años, de primer grado de primaria de esas escuelas que se les llamaba de contexto crítico, en otro tiempo fueron carenciadas y si no me equivoco llevaron otros nombres por el estilo, pues hay veces que creen que cambiando la forma de nombrarlas como por arte de magia va a suceder algo dentro de su proceso que modifique lo que allí se está encubando, pero este es otro tema.

Estaba jugando con los pequeños a introducirlos en el mundo de la creación poética, pues cuando menos edad tienen más cerca de ella están, como decía León Daudí, escritor español:

«Los poetas son hombres que han conservado sus ojos de niño«

También otra cosa que sucede y pocos se dan cuenta es que ahí, en ese medio es donde se ocultan muchos de ellos, que luego son «asesinados» por el sistema o convertidos en «delincuentes o prostitutas», o transformarles la sensibilidad en agresividad, pues es más importante que lean y escriban a que expresen lo que llevan dentro primero, y darles el tiempo que necesitan para poder comenzar escribir esos pensamientos, lo que importa es que cumplan programas, las exigencias de a dónde deben dirigir esos versos a veces concebidos como «incoherentes» para quienes no los entienden que nacen de adentro de ellos y que reflejan su alma, que a veces gramaticalmente no son correctos, eso, pasa a un segundo plano,  sin embargo también éste es otro tema.

Más allá les dejo algo que dijo Ken Robinson un británico especialista en creatividad infantil:

«Todo niño es un artista, porque todo niño cree ciegamente en su propio talento. La razón es que no tienen ningún miedo a equivocarse… Hasta que el sistema les va enseñando poco a poco que el error existe y que deben avergonzarse de él».

Buscábamos un elemento para acompañarlo con otra palabra  y uno de los niños sugiere tomar a la luna como el personaje, pues habíamos estado hablando de sus fases, a todos les gustó la idea y así fue naciendo muchas formas de referirse a ella.

Luna de queso, luna naranja, luna tajada de sandía, luna banana,  luna de pancho (así se les llamaba ahí a las salchichas,  recuerdo que el niño hizo la salvedad que eran de esas bien grandotas que salían fuera del pan y formaban como un arco y creó, para dejar claro a qué se refería, con sus palabras algo así como:

«LUNA DE PANCHO, UN ARCO QUE AL DARLO VUELTA, ES LA LUNA NUEVA.», pues debía explicárselo a sus compañeros que algunos opinaban que no estaba bien esa comparación.

Sin embargo, no era eso lo que les iba a contar sino el hecho que me sorprendió que todas las referencias eran a comida, no aparecía una luna pelota, indudablemente allí era prioridad el alimento al juguete como sucedía en otros contextos no tan críticos, ya que muchas veces no llevaban nada en su «barriguita chifladora».

Quién sabe por qué, se apareció el recuerdo, tal vez por verla tan frágil como ellos, tan desesperados por un bocado.

Luna de cristal que te asomas en ese azul profundo, que coronas a la chayotera que ya tuvo la osadía de subir más allá del techo, que juegas a desvanecerte, te escondes en la luz como si no tuvieras derecho a recorrer la bóveda celeste mostrándote lozana y fresca, que la obscuridad te saca y te despliega.

*

*

¡Ay!, luna, ¿a dónde me llevaste?, ¿cuáles fueron esos derroteros en que se sume la memoria recorriendo laberintos internos?, hace asociaciones y vuelve a otro tiempo, saca para afuera recuerdos de momentos vividos hace ¡tanto tiempo!, compartidos con otros seres tan olvidados en esta vida y castigados desde que son pequeños.

*

*

Hermosa llegada de la noche rodeada de todos ellos, unos en los recuerdos, sin embargo tan presentes que se podía platicar y otros ahí nomás también contemplando lo que sucedía en la calma de ese instante hechizante, donde el azul se hacía cargo de crear el corredor por donde ELLA, pequeña y dulce recorrería el firmamento.

MÉXICO

***

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LAS ENSEÑANZAS

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: DON GOYO

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LA APARICIÓN

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: EL VUELO NUPCIAL

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LAS ARRIERAS

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: EL MINIHUERTO

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: EL GORDITO

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LOS CARROS ALEGÓRICOS

CRÓNICAS DESDE EL PATIO: EL LESIONADO Y LA TROUPE

***

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

10 comentarios en “CRÓNICAS DESDE EL PATIO: LA PRIMERA LUNA CRECIENTE DEL AÑO

  1. Hermoso contemplar contigo lo que pasa en el patio, a tu alrededor, sintiendo la compañía de tantos seres vivos, de tanta belleza que parece pasar desapercibida y es todo tan intenso, tan vivo, tan real
    y hermoso. Gracias por compartirnos el espacio y el tiempo de tu contemplación, todo ello bajo una
    luna preciosa y Chispita y la golondrinas… todo parece mágico, Themis. Poesía viva. Gracias,por darnos tanto. Me encantó acompañarte. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Julie por tus palabras, es tan hermoso el poder compartir con aquellos que pueden disfrutar de las cosas simples y sencillas de la vida, esas que nos rodean y que muchas veces ni en cuenta las tenemos pues en realidad depende de donde la miremos, no valen nada, un abrazo bien grandote

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola, Themis.
    Me han encantado las palabras de Ken Robinson. Es cierto, es una pena que nos censuren porque luego, hasta sin querer, nos censuramos nosotros. Y adiós magia y poesía.

    Claro que para hacer poesía, primero hay que haber comido o solo veremos salchichas y plátanos en la luna.

    Abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.