EL TLACUACHE: UN SER MÍTICO

«El tlacuache fue un animal muy importante

en el México prehispánico, se cuenta que

era un viejo sabio, alegre y que fue él quien

entregó el conocimiento a los humanos»

El tlacuache, su nombre viene del náhuatl tlacuatzin (tla, fuego; cua, mordisquear, comer; y tzin, chico) que significa “el pequeño que come fuego”.  también conocido como «zorro de la noche» o del monte, zarigüeya, comadreja y muchos otros nombres de acuerdo en que lugar vivan.

Es un marsupial endémico de México al cual muchos rechazan por confundirlos con una rata enorme, lo persiguen y los matan, otros por vivirlos como ladrones que le roban los frutos que han plantado, sobre todo en las comunidades.

*

*

Sin embargo es un animalito que la naturaleza lo usa como control de plagas sobre todo de cucarachas, langostas, garrapatas, pequeños roedores, hasta serpientes y otra cantidad de insectos, por otro lado dispersa las semillas.

Son muy dormilones están casi 19 horas al día en un dulce sueño, y cuando no están en los brazos de Morfeo se dedican a su higiene personal a la cual cuidan con mucho esmero,  sobre todo su pelo y su cara que la lavan con la ayuda de sus dos manos, salen por las noches en busca de la comida, a veces pueden trepar árboles para llegar a sus frutos, aunque mayormente andan por la tierra.

*

*

Su nido que lo pueden realizar en la corteza de un árbol derribado o en algún hueco que tenga, entre piedras, así como pueden cavar un túnel como refugio, lo tapizan con hojas o hierbas para mantener el calor y que sea más confortable, que las pueden transportarlas con su cola ya que es prensil o en su boca, con la cola a veces se cuelgan de alguna rama y descansan.

Si se ve en peligro se hace el muerto, quedando totalmente flácido, en estado catatónico por el tiempo que sea necesario, es una de las formas de protección ya que no tiene ninguna otra.

Son animalitos que habitan sobre todo los trópicos y las zonas más calientes y húmedas aunque se pueden adaptar a otros lugares más fríos.

Recuerdo que mi cercanía con ellos fue cuando viví por el Caribe, donde todas las noches salían a hacer sus rondas y pasaban por frente a la puerta de la casa que estaba en un pedacito de selva rodeada de paredes, la cual todavía no había sido encementada, pues los pobladores del lugar tenían tanto miedo a los diferentes animalitos y sobre todo a las víboras que lo que hacían era tapar con cemento todo lo que podían, de esa forma la selva desaparecía, pero esto es otra historia.

En la casa había una perrita que su entretenimiento de todas las noches era echarse en una esquina del patio por donde estaba la ruta de los marsupiales y cuando lo veía aparecer los correteaba.

Parecía un juego que ya se traían entre ellos, todas los días apenas obscurecía comenzaba la corretiza y los ladridos.

Como los tlacuaches tienen la visión bastante disminuida muchas veces no se dan cuenta de lo que tienen delante.

Un día estaba sentada en los escalones tomando el aire fresco de las noches calientes del trópico cuando siento unos pasitos que pisan las hojas secas que se aproximan, lentos, pesados, que ponen su naricita casi tocando mi pie y me olfatean, ahí le veo su carita, la cual se me hizo de una ternura extraordinaria, hermosa, dulce, y encima de su cuerpo cargaba con una serie de pequeños que iban colgados, eran sus hijos que los suelen llevar con ella a donde vayan.

*

*

Desde ahí me quedé prendada de este animalito, pues cuando niña estaba la creencia en donde vivía y había muchos de ellos, que eran como las ratas y había que combatirlas, al verlas siempre en las noches pasar daba la impresión de un animal feo, como un fantasma negro, con esos criterios que a uno se lo educan de los parámetros de belleza o aceptación, muchos nutridos por la ignorancia. No les conocía sus caritas, esa que hace que uno se enternezca.

*

*

Los tlacuaches son animales carismáticos y misteriosos, con un encanto muy especial, sobre todo cuando se los puede observar y tener cerca, por otro lado son considerados como muy inteligentes y audaces dentro de lo que son las leyendas en Latinoamérica.

Su forma especial de ser los ha convertido en protagonistas de mitos a lo largo de todo México en donde este personaje guarda un lugar de privilegio.

Se lo considera: «…el jefe del mundo, el resistente a los golpes, el despedazado que resucita, el astuto que se enfrenta al poder de los jaguares, el jefe de los ancianos consejeros, el civilizador y benefactor, el abuelo respetable y sabio, el arrojado, y en la moral popular no contradice estos atributos el que sea astuto, ladrón, borracho, fiestero, parrandero y lascivo.»

En los textos mayas aparece como el señor del crepúsculo matutino o representando a los dioses que sostienen el cielo en cada una de las cuatro esquinas del mundo.

Cuentan los mazatecos que los animales discutieron un día sobre la forma que tenía el río, toda torcida y opinaban que no estaba bien, que necesitaba tener un cauce recto que permitiera la pesca.

Pero no estaban seguros de tomar esa decisión así que decidieron ir a buscar la viejo sabio: el tlacuache.

Recorrieron cantina tras cantina, y al fin lo encontraron en un pequeña, donde alegre, cantando, tocando la guitarra con sus cuates se embriagaba.

Lo consultaron y el abuelo les respondió que era necesario que el río tuviera curvas y remolinos para que todos los animales pudieran pescar y dormir dentro de sus botes. De esa forma el río quedó con esa forma definitiva.

También está la leyenda de que él fue quien les mostró el pulque, el mezcal, el tabaco a los humanos, sin embargo, el mito más extendido e importante que tiene muchas variantes y que lo convirtió en el Prometeo americano, es que fue él quien trajo el fuego a los humanos cuando estos al llegar la noche no se podían iluminar, se aterraban por los sonidos al no poder ver de quién se trataba, se congelaban con la baja de la temperatura y tenían que comer todo crudo, entonces un día que se pusieron a ver cómo podían hacer para traer el fuego, sucedió que………. mejor esta historia se las dejo para otra vuelta, al igual que la del pulque.

CONTINUARÁ….

MÉXICO

*

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

8 comentarios en “EL TLACUACHE: UN SER MÍTICO

    1. Toda la razón Carlos, quién no quiere escuchar un cuento y aprender de él, el cuento es la herramienta ideal para pasar el conocimiento, y las enseñanzas, di que en la actualidad las formas son más frías e intelectualizadas. Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. No lo conocí en México, donde vivo sí conozco las comadrejas que se parecen a lo que nos muestras. Conozco pocas historias de ellas, pero mi padre, campesino las conocía muy bien y sabía dónde tenían sus nidos. También en el caz del molino había ratas de agua, que yo creo se parecen mucho porque son muy grandes. Pero siempre me resultaban simpáticas, y muy listas. Gracias por las fotos, excelentes y las historias que nos cuentas. Nos has dejado con la miel en los labios, ya
    quiero leer más de estos animalitos… Gracias, Themis. Una delicia leerte. Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Es que salen en las noches y no en todos lados se ven, acá en México prehispánico fue un ser muy importante ya que les enseño a los humanos muchas cosas, son muy lindas ls historias que sobre el hay y el respeto que se le tenía en aquella época pues ahora no tanto. Seguiré contando sobre él, por lo menos cuando robó el fuego, Gracias Julie, te mando un abrazo grande

      Le gusta a 2 personas

  2. Qué bonito el tlacuache. Gracias por tus letras. Fíjate que acá donde vivo (Corregidora, Querétaro), hay muchos tlacuaches y también cacomixtles. Son endémicos de esta parte del estado y en los parques hay carteles pidiendo que se les respete pues son animales, como tú mencionas, que son benéficos para el medio ambiente. No puedo entender que la gente les haga daño. Te mando un abrazo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola Ana, gracias a tí por leer y dejar comentario,
      En todas partes hay personas que no respetan la vida de los animalitos, se les mata por miedo, por ignorancia, por comerse sus cultivos, por eso me gustan las comunidades que hacen sus rituales
      después de la siembra para que los
      animalitos no lleguen a sus plantíos a tocarlos y fíjate que les da resultado, otros se van a pasar la noche al lugar donde plantaron, armados para matar a los que
      se acerquen.
      No conozco a los cacomixtles, nunca he estado cercano a ellos.

      Te mando un abrazo

      Le gusta a 2 personas

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.