HECHO EN MÉXICO: EL PULQUE (1)

«Soy hijo de buenos padres

y me crié entre los magueyes,

yo tomo buen Pulque

y no agua como los bueyes»

*

SU RESURGIMIENTO

Golpearon mi ventana pues saben que por ahí me asomo, ya que abajo de ella me encuentro escribiendo, leyendo, haciendo mi día a día.

No esperaba a nadie, sin embargo a veces llegan a vender algo o por alguna campaña de las que desde el Ayuntamiento hacen como la del dengue y en vez de golpear la puerta lo hacen en la ventana, como que se está volviendo una costumbre.

Miré y lo primero que vi, fue la jarrita de barro bruñido de ese color tierra que me gusta tanto y dentro espumoso, con ese blanco característico: el pulque.

Hoy me trajeron de regalo pulque, un dulce y muy agradecido gesto que me llenó de alegría.

El pulque la bebida y alimento de los dioses, que el maguey nos regala para darle otro vuelo a la vida, nutrirnos e irnos metiendo en esa suavidad  que hace que la atmósfera que nos rodea cambie, que por momentos estemos tan flojos que da la sensación que levitamos.

*

*

Ese sabor a desierto, a jornadas bajo el sol bañándose con sus rayos que dan vida y también hablan de lo duro y recio que es el ir sacando día con día ese jugo que el maguey concede.

Estoy en una zona pulquera, donde aún se mantiene esa tradición que viene desde la época prehispánica, más allá que el mundo y los jóvenes lo están descubriendo y ya comenzaron a nacer las «Neopulquerías» en las ciudades, modernas para todos aquellos que están en la búsqueda de lo que viene del pasado con un toque actual, con ello estar en la moda y ser parte de un nuevo «concepto» con el cual los millennials se identifican, esa generación que nació con el siglo y se fue conformando unos años antes en la generación Z y que son prácticamente nativos digitales.

También los hipsters esa tribu urbana, con una ideología muy peculiar que buscan una definición propia, donde rechazan los valores de la cultura comercial, amantes del estilo vintage ese en donde mezclan objetos y accesorios antiguos con nuevos que sean atractivos para la mirada y les de un look muy personal, que les interesa lo alternativo, lo independiente, defensores del medioambiente que se inclinan por la comida orgánica, bebedores de cerveza artesanal y que comienzan a encontrarse con el pulque.

Una generación y una tribu, que no solo compran el producto sino también la experiencia, la que buscan a través de sus teléfonos inteligentes los cuales no despegan de sus manos y sus ojos y los informa de las usanzas de otros, así como de las nuevas tendencias.

*

PULCATA «DUELISTA» EN CIUDAD DE MÉXICO

*

A parte les encanta saber la historia de los alimentos, de donde proceden, como se lograron, por eso muchos suelen regresar a los mercados locales a hacer sus compras, donde les pueden contar sobre aquello que van a comprar de donde salió y cómo llegó ahí, hacerlo es todo un atractivo para volverlos presas fáciles y deleitadas con esa narración oral, lo mismo sucede en los restaurantes donde saber qué es lo que su plato trae y en dónde se originó es fundamental.

También gozan de los cócteles y los brebajes que les abran la fantasía y puedan combinar sabores, colores y que tengan un atractivo diferente.

Ahí tienen toda la lista de curados, que son el pulque con frutas y semillas.

*

*

Se quiere volver a resucitar su consumo, llevarlo a las nuevas generaciones y a los turistas, tanto, que en México D.F. se ha creado el «Microbús Pulquero» que hace una ruta por cuatro de las «Pulcatas» más emblemáticas de la capital, que desde que se sube a él, se puede degustar el divino brebaje, mientras se recorre los diferentes establecimientos en el transporte típico de esta ciudad. También hay muchos tours que recorren zonas pulqueras de alrededor.

En México se ha elaborado el pulque del maguey desde hace siglos, salvo que en la época prehispánica era sagrado y lo bebían los sacerdotes y autoridades, los ancianos, las mujeres que estaban amamantando y el pueblo lo hacía solo en las fiestas a los Dioses del Maguey, donde hasta los niños podían tomarlo. No había permiso para hacerlo por el estado de embriaguez a la que se sometían, sin embargo con la llegada de los españoles todo cambió, el negocio se abrió y cuando querían podían beberlo.

No solo había Pulcatas donde se vendía, sino además se llevaba casa por casa, sin embargo con Porfirio Díaz, (el que fue Presidente de México por treinta años, hasta que la Revolución lo sacó del poder), el cual introdujo la cerveza tal vez para hacer más elegante las veladas pues se consumía en Europa y eso ya era todo un decir y un ejemplo a seguir, en cambio ese brebaje viscoso al cual el pueblo se afanaba no dejaba de ser algo del «populacho», exclusiva de campesinos, gente pobre o población rural, que había que tratar de irlo erradicando, para asumir las buenas costumbres.

*

El tlachiquero cargando el guaje largo llamado acocote con el que liba el néctar del maguey y su producción en su burro

*

Así fue como se le comenzó a hacer muy mala reputación, diciendo que se elaboraba incluso con excremento animal para que fermentara y a veces humano, con ello menguó la cantidad  de consumidores y por lo tanto de productres, las pulquerías que en aquella época se extendían por todas partes, al igual que el reparto a a domicilio comenzaron a desaparecer.

*

Repartidor a domicilio

*

A medida que el tiempo pasaba cada día se iba haciendo más mala fama y allá por los años 1970 tuvo un gran revés y solo en algunas regiones se siguió con el cultivo del maguey o se lo cambió por la elaboración de tequila y mezcal que sale de la misma planta.

Hasta aquella historieta tan famosa «La familia Burrón», que personifica a la familia mexicana de clase baja en la ciudad después de la Revolución, que de forma graciosa retrata Gabriel Vargas, que trataban de salir adelante de la situación de pobreza y rezago en la que vivían, en ella queda plasmado la importancia de esta pócima, ofrecida por los dioses.

En ella uno de los personajes «La divina Chuy», que le encanta el baile y entrarle a todo tipo de licor y que es pareja de Susano Cantarranas, el cual es muy aficionado a las mujeres y al pulque que lo beben en la Pulqueta «Sal si puedes», ellos y los parroquianos representan el gran apego a esta bebida espirituosa.

*

*

Pero ahora, la poción rica en nutrientes está resurgiendo entre una nueva generación de mexicanos que empiezan a darle un nuevo auge al preparado, por otra parte ya se ha enlatado y se comenzó con la venta en otros países, donde poco a poco se va introduciendo.

Eso sí, beberlo en lata como refresco es una cosa, parecido a tomar jugo de naranja de caja, en vez del natural, nada que ver con poder hacerlo directamente en donde nace, ahí fresco y reluciente, como salió a la luz hace miles de años cuando al parecer un noble tolteca vio a un tlacoache (comadreja) ebrio salir del maguey y gracias a él descubrió como extraer el aguamiel el primer paso del pulque, uno de los mitos de su creación, pero esto se los dejo para contar en la próxima vuelta.

CONTINUARÁ…..

MÉXICO

***

HECHO EN MÉXICO: EL AGUACATE (1)

HECHO EN MÉXICO: EL HUAUZONTLE

HECHO EN MÉXICO: LA LEYENDA DEL NOPAL

HECHO EN MÉXICO: EL HUITLACOCHE

HECHO EN MÉXICO: EL MOLE

HECHO EN MÉXICO: EL CAFÉ DE OLLA

***

Agradezco las fotos tomadas de internet

***

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

11 comentarios en “HECHO EN MÉXICO: EL PULQUE (1)

  1. Cada vez que leo tus relatos regreso a México. Y me traes el recuerdo de los lugares, de los manjares del pulque, del mezcal, del tequila y hasta de las aguitas.., Cuántos sabores porque así es México, Themis, cada lugar con su sabor y color y gente que sonríe a la vida. Gracias, una vez más. Ya espero la segunda parte… Mi abrazo y cariño.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ha sido muy interesante conocer de primera mano la evolución de esta bebida tradicional. Temo que, como ha sucedido con tantos otros productos antes populares, el precio suba como la espuma. Un abrazo.
    A la espera de la siguiente entrega, quedo.

    Le gusta a 2 personas

  3. Hola Themis muy completo recuento sobre la historia del pulque y es verdad que ahora las nuevas generaciones se interesan en él. Al rato va a pasar lo mismo que con el mezcal que prácticamente está incomprable de caro. Cuando tengo oportunidad y estoy en algún lugar donde lo venden, lo consumo. Me gusta bastante. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  4. Qué lindo leer tus relatos de las tradiciones mexicanas, y qué bueno que ahora hay una generación y una tribu dispuestas a «resucitar» tradiciones casi extintas por el avasallamiento de una cultura «superior» sobre otra «inferior». Se está dando en varios países de Nuestra Querida América, y lo positivo es que gra ias a esto se enriquecen todas las culturas.

    Le gusta a 3 personas

    1. Sí por un lado es bueno como lo que dices de las culturas, por el otro lo que sucede o por lo menos así lo he visto con el tequila y el mezcal y otros aguardientes los vuelven exclusivos y los encarecen, pues ya se ve con otros ojos.
      Un abrazo grande y feliz domingo

      Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.