textura en la arena

EVOCANDO A LOS POETAS: Mario Benedetti

 

 DEFENDER LA ALEGRÍA

 

“El viento me encanta, sobre todo cuando ando en su contra, ya que es como si borrase cosas, y yo quiero borrar mucho de mí.”

 

Recuerdo que descubrí a Benedetti cuando leí “La Tregua”, estaba iniciando mi adolescencia, novela que la devoré, con la cual ascendió y lo hizo para mí saltar a la fama y a que por todas partes lo nombraran y reconocieran el valor de sus escritos, más allá que dicen que en sus inicios los de su generación a veces se burlaban por lo mal poeta que era, pero esto es otra historia para contarse en otro contexto.

En esos momentos en que el amor comenzaba a surcar por el alma y daba sus primeros pininos en mostrarse, esa poesía que en sus páginas se encontraba, la de “Corazón Coraza”,  que hablaba de ese amor que no se sabía si era correspondido o no, la que comenzaba con :

 

“Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor …”

 

o aquella otra que vino después que mostraba la dulzura, la ternura, la delicia de la caricia en palabras, “Táctica y estrategia”

 

“Mi táctica es mirarte,
aprender como sos,
quererte como sos.

…………………………..

Mi estrategia es,
en cambio,
más profunda y más simple.

……………………………

Mi estrategia es,
que un día cualquiera,
no sé cómo ni sé
con qué pretexto,
por fin me necesites.”

 

Así fui metiéndome en su poesía, en sus cuentos, como el de “Los pocillos”, del libro “Montevideanos” el cual recuerdo que me dejó impresionada,  en su novelas y comencé a descubrirlo con otros ojos y a seguirlo.

Más allá que realmente lo primero que leí de él fueron sus crónicas políticas humorísticas del Semanario Marcha, en “Mejor es Menealo” el cual llegaba todas las semanas a la casa y aunque la mayor parte de lo escrito en sus páginas no lo entendía, esa sección me causaba mucha risa y viernes a viernes lo esperaba, más allá no sabía que Damocles como firmaba esos escritos y Benedetti eran la misma persona.

Lo recuerdo tocando la puerta del salón de clases donde Idea Vilariño gran poetiza uruguaya, impartía la materia de Literatura cuando estaba en el  bachillerato, abrirla suavemente y dejar asomar su cabeza con la sonrisa de un corazón bueno, límpido, humilde, trasparente y traerme enseguida sus poesías, sus cuentos, sus novelas y no dar crédito que ese ser que me metía en viajes por el alma estuviera ahí parado esperando que nuestra gran maestra lo atendiera.

 

 

Encuentro de dos grandes que este año conmemoraron juntos los 100 años de su nacimiento.

Para luego durante ese período negro donde las fuerzas obscuras se hicieron cargo de sembrar el pánico, la persecución, esa dictadura, donde, por expresar ciertas ideas se detenía, encarcelaba, torturaba e incluso se desaparecía a las personas, en su exilio nace:

 

“Tus manos son mi caricia
mis acordes cotidianos
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia

si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo
y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos”

 

Un himno para los jóvenes de esa época, donde amor y lucha se unían en estas palabras que con tanta sencillez, sentimiento, podían trasmitir lo que en las calles se vivía y sembraban el anhelo de que un día todo ese mal momento desapareciera.

 

…”te quiero en mi paraíso
es decir que en mi país
la gente viva feliz
aunque no tenga permiso…”

 

Canto que  en la voz de Nacha Guevara ponía la piel chinita y  sacaba más de una lágrima en todos aquellos que por una causa u otra tenían que vivir ese exilio al que fueron sometidos.

Sin embargo desde ese baúl de los recuerdos, nace otra poesía que la siento un llamado para estos días aciagos en que estamos inmersos, en donde el contento se va esfumando, se desaparece, como si nunca hubiera existido.

 

“Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas “

 

No permitir que se la lleven al mundo del olvido y que con una máscara de ella no quieran decir que ahí está que ella no se ha ido, que no la han extinguido.

 

“defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos”

 

Ella no habita fuera, ténganlo en cuenta para que no quieran volverla una mercancía para la venta, solo nosotros, cada uno somos capaces de hacerla surgir y volverla un despliegue para el afuera.

 

“defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias”

 

No dejemos que nos la arrebaten, no dejemos que nos vacíen por dentro para luego llenarnos de plásticos juguetes para hipnotizarnos y que como zombies sigamos todas las instrucciones que nos encarguen.

 

“defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres “

 

Seamos conscientes de este destino con el cual quieren voltearnos el nuestro, matando ese sentir que todavía nos hace concebirnos vivos y humanos.

 

“defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa”

 

Que ella se vuelva nuestro remedio, esa medicina que todo lo cura, hasta el estar en el borde de la sepultura sea un momento de encuentro, de saber quiénes somos, de fundirnos al todo con esa sonrisa que solo ella sabe extraer del lugar del corazón donde están las certezas.

 

“defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.”

 

Resguardarla bien adentro nuestro como secreto para que no la encuentren, para que no quieran con una cirugía extirparla para que no se vuelva un factor de riesgo que les impida adueñarse de nuestras almas.

Así un día cuando crean que ya no existe, que no la tenemos que se la han llevado y en cloroformo la han metido, en un acuerdo de todos, todos juntos al mismo tiempo y sin aviso la soltemos y nazca la risa sincera guardada en nuestro adentro y con ella nos vayamos sanando y deshaciendo de todo aquello que nos han implantado los que se sienten ser nuestros dueños y nos tratan como sus esclavos.

Los que:

“Padecen la más horrible variante de la soledad: la soledad del que ni siquiera se tiene a sí mismo”

 

***

 

MARIO BENEDETTI  fue un destacado escritor uruguayo, poeta, novelista, dramaturgo, cuentista y crítico, perteneciente a la Generación del 45.

Su arte más grande fue el llegar con palabras simples, sencillas y muy profundas al alma de todo aquel que se acercara a sus letras, lo cual lo volvió un poeta del pueblo, al cual vivió muy cercano.

 

“Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.”

 

 

EVOCANDO A LOS POETAS: JUANA DE IBARBOUROU

EVOCANDO A LOS POETAS: IDEA VILARIÑO

 

FOTO MARIO BENEDETTI: https://www.babab.com/2000/03/01/mario-benedetti/

 

 

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

 

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

 

7 comentarios en “EVOCANDO A LOS POETAS: Mario Benedetti

    1. Muy cercano, era de una humildad que no lo creías, sencillo, tierno, muy pueblo, en diferentes circunstancias me lo crucé varias veces, era muy frecuente verlo en algún boliche del centro de Montevideo con sus amigos. Lindo ser, un abrazo

      Me gusta

    1. “En el limbo de los justos”, buena frase, quién sabe, más allá que me da curiosidad , a ver si un día me lo topo.
      Increíble canción, hermosa poesía unida a una voz que hace vibrar.
      Que inicies bien bonito el año, con mucha serenidad y alegría y que se establezcan, un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. Gracias por compartir esa canción, muchos otros han musicalizado tantos poemas de nuestro querido Mario. Yo lo adoro como tantas uruguayas.
    Vi el homenaje que le hicieron en España y me encantó. Y también me dio mucha pena que el gobierno uruguayo no lo homenajeara debidamente. Pero bueno, él preferiría el homenaje que le hacemos sus lectores y lectoras, mucho más sincero, como el tuyo.
    Gracias una vez más.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hermosa canción, creo que quienes vivimos una época la llevamos bien dentro del corazón.
      No todos aceptan lo grande que fue, ni modo así es esta vida, más allá bien dices el debe preferir y estar entre esa gente que prefiere reconocerlo por su obra y su calidada como ser humano. Un abrazo grande y que el nuevo año fluya contigo y tu entorno.

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .