atardecer _3

DESDE EL RETIRO: ATARDECER ENCENDIDO

CUANDO EL CIELO ESTALLA EN LLAMARADAS

El día había estado que abrasaba, el calor estaba siendo implacable y eso que recién comenzaba, ya se preparaba para dejar caer sobre los desprotegidos y encerrados humanos la primera ola de ese sofocante aire que desgasta y lo vuelve a uno como una uva pasa.

No exponerse a él, tomar agua, protegerse es lo recomendado, ¿cómo se hace eso cuando está más caliente dentro de la casa que fuera?, ¿cómo beber más agua cuando el estómago parece una botella moviendo el líquido dentro que aun no pudo asimilar y por otro lado empapa la ropa?.

Hace unos días nada más estaban los frentes fríos dando la batalla y ahora en un instante las olas de calor, eso sí el cambio climático no existe, es solo un invento dicen por ahí que de los chinos, igual que el coronavirus. Endilgar las culpas a otros y no hacernos responsables, es parte del hemisferio en el cual vivimos.

Eso sí, de ahora en adelante busquemos soluciones creativas a los problemas que se van a presentar, pues serán muy variados y estaremos sometidos a ellos, por lo tanto la única que nos queda es :

CAMBIAR LA CABEZA.

Todos ellos llegaron para quedarse e incrementarse, unidos a todos los que se presentarán pues esto es solo el inicio.

El cambio comienza por uno mismo, primer paso a manejar: la ansiedad, dejémosla de sujetar con el consumo y con diversiones superfluas, que en una parte es lo que nos ha llevado a donde estamos, mejor es ir camino a conocerse a uno mismo, llegar a saber verdaderamente quién se es, no tanto el que se vende “for export” o el personaje que me creo.

 

Bueno, no era de ello lo que les iba a hablar, ¿o sí?, quién sabe, más allá es muy probable que me hubiera ido por las ramas, más cuando la mente agarra cualquier derrotero, ese pensamiento que con el tiempo y los años se posesiona y asocia ideas y divaga.

Entre divague y divague se va navegando esos canales abiertos que llevan a deambular libremente por los vericuetos de la psique y se  aprovecha a limpiarlos……

Estos comentarios no son para infundir miedo o preocupación, sino para tomar consciencia y prepararse, que no nos agarren dormidos, sino con soluciones, cada quien desde donde esté, dependiendo la que les toque sobrellevar, aprendiendo unos de otros.

 

DESPIERTA

NO SUEÑES

BIENVENIDO A LA NUEVA REALIDAD

 

La vida cambió sin lugar a dudas y nosotros estamos todos sacudidos pues no tenemos la flexibilidad necesaria para hacerle frente a las circunstancias. Hay que hacer ejercicios para la plasticidad no solo del cuerpo, sino también de la emocionalidad.

********

El virus nos ha mostrado como renace la Madre Tierra y los animales frente al mundo con pocos humanos, eso es una lección para que la veamos y aprendamos a convivir, ya que sin miramientos nos demuestra como somos nosotros gran parte de los males de este espacio que habitamos, nos creímos dueños, no había tiempo para cuidar ni agradecer, y eso fue llevando a la que estamos, por lo tanto si lo creamos ahora hay que remediarlo, cada quien de donde esté podemos detener el proceso poniendo ese granito de arena para comenzar a equilibrar la balanza.

********

Ya había llegado la tardecita, cuando el sol emprende la retirada y a veces el aire nos regala la brisa perfumada con el aroma del desierto, seco, terroso, luminoso, con un buqué de flores de plantas espinosas, donde se une la belleza con los filos con la cual las protegen.

Ahí estaba esperando el atardecer, sentada en los escalones, disfrutando unas minis ráfagas del soplo que se deslizaban y coqueteaban con las mejillas que al sentirlas se ponían todas coquetas esperando que de nuevo arremetieran con sus frescas caricias.

Un gran regalo para el día que había hecho, la vida retornaba al cuerpo, lo levantaba, pedía para salir a disfrutar del momento, como en otros tiempos sin embargo no podía ser, había que quedarse dentro, así lo disponían los Tiempos. El afuera estaba restringido, el coronavirus había dispuesto otros procedimientos.

Era un tiempo de confinamiento, un tiempo de estarse quieto, un tiempo de meterse dentro, un tiempo de procesar toda la vida vivida, un tiempo de sacar para afuera todo lo que pesa, un tiempo de descacharrisar, un tiempo de elección, un tiempo de encontrar el centro, un tiempo de vaciar, un tiempo de reflexión, un tiempo que nos hacía tener mucho más cercana a la muerte, era una nueva posibilidad de enmendar el camino que se estaba llevando, dejar el pasado y empezar a prepararse para estas nueva etapa, donde nada sería lo que fue.

El encierro trae el enfrentamiento con uno mismo, no tiene ese sin fin de actividades que lo hacen olvidarse que existe y ni siquiera sabe como tratarse en esas circunstancias.

********

La plancha de cemento del patio estaba que se podría cocinar en ella sin ningún problema, extraño eso que no me canso de decir, cómo es posible que lo recomendable sea tapar a la Madre Tierra, eso sí como me dijeron un día: “Es más limpio”. ¿Será?, depende del ángulo en que se mire.

Ahora vivimos las consecuencias de esas decisiones y conceptos torcidos que tenemos en la cabeza. La Tierra va camino a hervir.

********

El cielo tenía muchas nubes, eso sí ninguna tapaba al Astro Rey que lo dejaron todo el día que quemara a sus anchas, era como si desde arriba dijeran que aunque pudieran no lo iban a hacer, se negaban rotundamente a mitigar un poco el sufrimiento de esos seres que se creen superiores y no son capaces de entender cómo vivir en armonía, queriendo cada día más y obstentando los lujos cada quien desde el lugar social que ocupa.

-Es lo que les toca- parecía que comentaran- por permitirse llegar a donde llegaron, están locos de ambición, de reconocimiento y desequilibran todo, se sienten los amos del Planeta y por qué no decir, del Universo y más allá.

Se han vuelto con el tiempo una peste en estos suelos y ahora se quejan de ser  quienes la padecen, que lo sufran a ver si algo de aprendizaje sacan, les cambia la cabeza y salen del confinamiento con una visión nueva, donde se den cuenta que la vida es lo que vale.

Se creían más y no se daban cuenta  que las “fuerzas malignas” se estaban apoderando del entorno y de sus almas, eran las que gobernaban el mundo, les nublaban el corazón, sin embargo les daban sus cuotas de estimulantes y como adictos a algo todos corrían por su dosis, sin embargo para ellas, ellos eran como insectos, con una fumigada los exterminaban si no les convenía, como ellos hacían con otras formas de Vida. Más allá esto es otra historia.

********

De repente el cielo se empezó a mostrarse como si se estuviera incendiando.

Me fui a sentar a la vuelta en ese espacio protegido, donde se veía con mayor intensidad, por otro lado es un área que al haber sido abandonada por los rayos carbonizantes desde más temprano, suele estar mucho menos inclemente, donde entre hierros retorcidos que se asemejan a barrotes que coronan el encierro, se visualizaba con más claridad como se prendía el cielo.

Ahí vi como se iba tiñendo de ese fuego que como llamaradas inundaban el espacio etéreo.

 

 

Era muy hermoso los colores con los cuales se nutría, esos naranjas, amarillos intensos, que mostraban a las llamas que parecían que crepitaban a lo lejos  y el humo que las envolvía. Más allá infundía mucho respeto.

Solo era el comienzo, ya pronosticaba lo que iba a ser de ahora en adelante, hasta que llegaran las lluvias que de repente aminoraban el proceso o inundaban o decidían no detenerse en la comarca, eso por ahora no se sabía, el comportamiento podía ser una gran interrogante.

Lo más inteligente era no esperar nada y adaptarse a la que llegara.

 

 

Poco a poco se fue obscureciendo, los naranjas dieron entrada a los azules y los lilas, el fresco revoloteaba en el alrededor, el aire enfriaba, ya no sofocaba a la nariz ni a la garganta con cada bocanada que de él se tomara.

 

 

Y así, la obscuridad cubrió con su manto a un cielo que se iba despejando, las nubes lo abandonaban, como en una hermosa noche de verano tranquila y serena, las estrellas comenzaban a puntear al firmamento.

Mirando un rato como asomaban, como salpicaban a ese fondo negro, disfrutando el fresco que corría, se fue despidiendo el día y la noche coronó el instante. Era hora del merecido descanso.

¡Qué otra cosa  más hermosa podía suceder!, que cerrar la jornada con esa delicatessen del Espíritu, era un gran presente, al cual había que agradecer.

Todavía el Cielo nos quería.

 

GRACIAS

 

 

MÉXICO

 

CREPÚSCULO

 

 

 

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

 

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

8 comentarios en “DESDE EL RETIRO: ATARDECER ENCENDIDO

  1. Este virus ha puesto nos ha parado, pero a la vez nos deja ver cosas preciosas, se oyen más el canto de los pájaros, las preciosas nubes, los colores del cielo, cuando llueve estamos oliendo a tierra mojada sin ningún olor a pesticidas, ni a humos de coches. También nos prestamos más atención a nosotros mísmos, observamos cosas que antes nos pasaban desapercibida. Ojalá si salimos de esto, que espero que sí, aprendamos la lección. Muy bonitas las fotografías. Me gustan. Un abrzo y cuídese

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy acertadas tus palabras, así es, dentro de todo apareció de nuevo la vida en todo su esplendor, descubrimos que existimos, esperemos que gran parte seamos capaces de ver el cambio y como bien dices que aprendamos la lección. Un abrazo grande

      Me gusta

  2. Aunque a veces un poco más tarde, pero siempre leo tus entradas.
    Ojalá que mucha gente fuera capaz de actuar con esa inteligencia que implica adaptarse a los cambios y hacer esa introspectiva tan saludable y que nos vendría tan bien. Pero son tantos y tantas que se niegan a ver más allá de su nariz y prefieren desesperarse y hastiarse del encierro…

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Ruth, suele suceder, lo importante es que cada día más tomemos consciencia de la situación por la que atravieza el Planeta y podamos discernir cuales son los mejores pasos a dar.
      Hay que empezar con uno mismo y con el ejemplo. un abrazo grande

      Me gusta

  3. Me han gustado dos frases en especial, “lo más inteligente era no esperar nada y agarrarse a lo que llegara” y “el cielo todavía nos quería”.
    Tu texto da para reflexionar, yo no sé cómo todavía hay gente que niega la evidencia.
    Espero que afloje el calor, aquí tampoco tardará mucho en llegar.
    Y que el cielo te siga queriendo por lo bien que sabes mirarlo.
    Un abrazo, Themis.

    Le gusta a 2 personas

    1. Son las frases pilares sin lugar a dudas, adaptarse y tener la fe en que daremos ese brinco cuántico para entrar en esa nueva realidad.
      El calor ha mermado, ya el cielo nos ha regalado un poquito de lluvia, algo es algo y son muy bienvenidas y alegran.
      El cielo es mi cobijo, un abrazo y gracias

      Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .