REALIDADES PARALELAS: LAVANDERÍA DE ALMAS (1)

 

Viajando entre mundos

 

Me vino a mi memoria un episodio que viví hace un tiempo en un momento en que el frío estaba muy intenso, no hay nada mejor cuando hiela y uno no tiene calefacción que meterse dentro, para mantener el calor estaba sentada con las piernas cruzadas, cubierta con una cobija hasta la cabeza, como formando una especie de tipi, respirando  en su interior y de esa forma el aire que sale de nuestros pulmones es lo que templa ese mini- ambiente.

Así estaba, regulando la temperatura, cuando me encontré deslizándome como en una resbaladilla, por un pasaje semi-obscuro donde algunas formas desdibujadas de repente aparecían, hasta que me sentí lanzada al espacio donde  todo resplandeció y un gran letrero colgado en el vacío, anunciaba:

 

«LAVANDERÍA DE  ALMAS»

 

Llamó sorpresivamente mi atención y me aboqué a investigar de que se trataba esa asistencia que allí se ofrecía.

Unos seres sin formas, sin embargo muy bien integrados, etéreos, que fluían sin ningún esfuerzo, se me acercaron y me propusieron el servicio:  Lavarla.

Según ellos a medida que pasan los años el alma carga con muchas manchas y suciedades que se le van pegando, lo que hace muy pesado el desplazamiento por el mundo de los humanos y cierra la visión.

En su mundo no existe, se abocaron a la tarea de eliminarla cuando descubrieron su existencia innecesaria, pues era algo que se había ido creando a medida que se evolucionaba en la escala,  por fuerzas que sacaban sus ventajas de que ella estuviera;  por eso ellos habían creado la : «Lavandería de almas», de esa forma iban limpiando las suyas, no dejaban que se sobrecargaran.

Como cada vez se hacían más delgadas, un día desaparecieron.

Mientras hacían eso fueron dándose cuenta que la mejor manera de no tener que limpiarlas era irse separando de los sistemas que las creaban, hasta que un día ya los nuevos que nacían como no la traían si no la implementaban, no tenían por qué abocarse a esa tarea, pues no existía en ellos, tenían conexión directa a su SER y con el ESPÍRITU que todo lo rige, estaban libres de esa supuesta capa que se interponía.

Lo que sucedió fue que el «alma» se erradicó, sin embargo el lavadero quedó como forma de recordar esa otra realidad que se había vivido, todavía lo conservaban, con él ayudaban a aquellos que por ahí llegaban o eran mandados de otras instancias si así lo solicitaban se las limpiaban, por eso ofrecían el servicio.

El alma como me dijeron no es algo que sirva para mucho en la realidad que ellos habitan, así como la construimos sólo carga con las emociones, los sentimientos de uno y de los que los demás proyectan sobre ella, que no siempre son recomendables, la envidia, la ira, son las que más «pegotes» producen y los que más abundan.

Me dijeron que es como un traje que los humanos inventaron para darse trascendencia  y no realizar el trabajo que tienen que hacer para poder evolucionar del estado en que se encuentran, que la visten para tapar las imperfecciones que han ido creando para llegar a «ser alguien» en ese mundo que moran, cuando se comparan entre sí y no quieren ver realmente quienes son,  viven de las apariencias, incluso ante sí mismos, aunque es un poco más difícil el ocultarse, por eso están de moda las depresiones o los suicidios cuando se ven y desconocen a ese ser que están mirando.

El alma es como la identidad se podría decir, la personalidad y en el despiste hay veces que creen que eso son, pero no es así, cuando el SER se libera de ella, igual que de la mente que la acompaña, otra cosa se vuelve la VIDA.

A pesar que esto les parezca ficción, la verdad que no lo es…….

 

Hay otro mundo donde se lavan las almas.

A él cuando se llega, ofrecen el servicio

Cuando uno lo acepta

Como si fuera la capa de la cebolla

la quitan y se la llevan.

Uno se siente extrañamente extraño.

No se reconoce.

Cuando la desprenden,

queda algo así

Como desnudo.

Sin embargo sabe con total claridad quién ES

y a medida que se le esclarece QUIÉN ES

menos le importa la desnudez.

Después de una espera prudencial,

donde uno se habitúa,

el tiempo se esfuma,

la mente también

nada pesa,

donde descubre que tenían razón

que no era necesaria para vivir,

y para saber quién se es

y que no se es eso que el alma dice que es.

Te la entregan, limpia, inmaculada.

Preguntan:

«_¿ Cómo se la va a llevar?

­Las opciones son:

Llevársela puesta,

depositarla en la «almería»,

que tenemos a disposición y

cuando quiere la puede pasar a recoger o

se le dobla

y usted la pone

donde  quiera .»

Elijo la tercera.

La acomodaron con esmero.

Me la entregaron

y la guardé.

Desde ese día

en el bolsillo,

mi alma viaja conmigo.

 

Aunque usted, no lo crea.

 

 

Te invito a visitar mi página de face

blog de themis

Y TAMBIÉN  EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

Anuncio publicitario

2 comentarios en “REALIDADES PARALELAS: LAVANDERÍA DE ALMAS (1)

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.