OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

LA OFRENDA:  LA  CRUZ  DE  PIEDRA

 

EL LLAMADO DE LA CUEVA

Hubo un tiempo en donde la comunidad estaba enfocada en una cueva que se encontraba muy arriba en la montaña.

Había sucedido que las soñadoras recibieron en sus sueños un mensaje que les trasmitía que ese era un lugar especial.

Los sueños eran tomados con mucha seriedad pues  cuando lo Superior se quería comunicar con ellos muchas veces lo hacía a través de este medio.

Las soñadoras eran un grupo de mujeres que habían logrado esa habilidad de poderse conectar con esas esferas donde se les trasmitían las misiones, muchas veces muy simples de descifrar, sin embargo otras eran mucho más complicadas.

Por otra parte los sueños, a veces eran el vehículo por el cual se transportaban para comunicar a alguien que se encontraba lejos algún asunto importante o por lo menos llamarle la atención de que algo estaba sucediendo.

En uno de esos mensajes se les comunicó que tenían que llevar  al Santo, a San Martín de Porres, que era venerado dentro de la comunidad,  a la cueva en donde pasaría cierto tiempo hasta que fueran avisados de que había que regresarlo.

Un día para aquellos rumbos en donde se encontraba la gruta partieron un grupo selecto, iban algunos principales, otros miembros de la comunidad, los músicos, unas jóvenes solteras que eran quienes se encargarían del copal,  iban a hacer una pequeña ofrenda y dejar al Santo.

No podía supuestamente entrar a la cueva mujer que no conservara su calidad de virgen, así había sido dispuesto lo cual era respetado por todos.

El lugar estaba alejado un poco de la comunidad, había que ir caminando por la carretera varios kilómetros para luego subir la cuesta muy arriba en la montaña.

El Santo fue llevado y allí dejado en espera que llegara el día en que se dispusiera su regreso al poblado.

Allí fue encontrada una piedra, la cual fue llamada «La Cruz de Piedra», la pintaron y pasó a ser parte importante de sus ritos, era el medio por el cual hacían contacto con la caverna y con aquel Santo que habían dejado por aquellos rumbos.

Era el punto en donde se enfocaban para viajar en el ensueño.

 

Cuando los mensajes recibidos dieron permiso para que se fuera a recoger al Santo y se lo devolviera a su lugar, nuevamente un pequeño grupo partió muy temprano en la mañana, cuando la primera luz del día anunciaba que un momento más ya iba a llegar.

La primera ceremonia que se realizó fue en grande, toda la comunidad estaba reunida esperando la llegada de la comitiva acompañada por ese humilde canonizado que en una parte les recordaba a ellos mismos, habían matado vaca para celebrarlo, juntos compartirían los alimentos y alegrarían el evento.

Fue una fiesta  donde todos reunidos festejaron, esto fue antes que las divisiones comenzaran, cuando  aún se comportaban como una escuela de peces, protegiéndose unos a otros, funcionando como una unidad.

Al año siguiente se realizó en donde estaba la cueva, todo el pueblo caminó montaña arriba en un peregrinaje, se hizo la ofrenda, el rezo  y se compartieron los alimentos.

Sin embargo luego de ellas con las diferencias que se traían, las divisiones, las opiniones de que esas cosas no eran ciertas, que se creaban historias para manipularlos, que esa piedra ya no era la sagrada a la cual se la habían llevado a la ciudad a venderla, pues por ese entonces se corría la idea de que había gente que compraba todo lo prehispánico y lo pagaba muy caro y ellos dudaban si no había corrido la misma suerte aquel elemento valorado por ellos.

Difícil hacerles entender que no era eso lo que buscaban los extranjeros que querían reliquias de sus antecesores, que tenían que ser de esa época. Nadie los hacía entrar en razón, cuando algo se les metía en la cabeza no había quien los moviera.

Ya no regresó a ser lo mismo la unidad ni la fe, más allá que una vez al año se le hacía una ofrenda para festejarla, simple y sencilla, en el lugar en donde se encontraba resguardada, en casa de uno de los principales.

No concurría toda la comunidad sino un pequeño grupo que no había perdido la convicción sobre lo que ella representaba.

Allí se juntaron a hacer el rezo, la ofrenda ya había sido elaborada por los principales, nada se enterraba, todos los elementos estaban expuestos.

En el centro la Cruz de Piedra, ataviada con perlas y otros ornamentos que robustecían su carácter.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Uno de los principales prendía las velas antes de comenzar la oración, cuando una luz venida desde afuera iluminó la habitación en donde se estaba realizando, dándole un toque especial al instante.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Era como que desde el Cielo querían resaltar lo que allí se estaba haciendo, aceptándolo, iluminándolo con una luz dorada que la resaltaba.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO

 

El rezo comenzó, donde todas las voces en un unísono llevaban adelante la música del momento, el aroma del copal impregnaba el ambiente, se expandía, sobre todos los que allí estaban, internándolos aún más en el misterio y los llenaba de devoción, todos compenetrados volcaban su fe que los mantenía unidos, hermanados.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Un momento mágico, lleno de un misticismo que impregnaba la atmósfera y la llevaba fuera del tiempo.

Así poco a poco la luz se fue desvaneciendo, hasta que desapareció.

Se compartió el pan y el café.

Los niños fuera jugaban y comían limas de un árbol cercano.

El lodo estaba en todo su  apogeo, los varones corrían con la suerte de tener botas de goma, las niñas unas zapatillas de plástico, más allá que su costumbre era andar descalzas, pidieron una fotografía de sus pies.

Cuando les mostré la foto se reían y se divertían de ver sus extremidades retratadas.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Terminada la ceremonia lo que no podía faltar la sesión de fotografía. Las más representativas:

 

Posando junto a la ofrenda con flores en la mano

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Dos compadres que compartían el momento con una gran sonrisa se  fotografían  para el recuerdo.

 

OFRENDA INDÍGENA MÉXICO 3_7

 

Y así la Cruz de Piedra sería velada hasta que se acabaran las ceras, para luego volver a ser guardada en donde se encontraba su refugio sin nada que la perturbara.

MÉXICO

Sureste mexicano

 

 

LA OFRENDA: CUANDO DEL CIELO CAEN RAYOS Y CENTELLAS

LA OFRENDA: CUANDO LA MALDAD ANDA SUELTA (1)

LA OFRENDA: CUANDO LA MALDAD ANDA SUELTA (2)

 

 

 

 

ABRÍ MI PÁGINA DE FACE

BLOG DE THEMIS

¡ECHALE UN OJO!

TE INVITO A QUE VISITES EL BLOG

puedes encontrar otras entradas que te interesen.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

 

4 comentarios en “LA OFRENDA:  LA  CRUZ  DE  PIEDRA

    1. Hola Eva, no es broma, hay muchas cosas de los sueños que me fue difícil entender.
      A veces más de una tenía un sueño similar, otras cada quien soñaba un fragmento, otras con diferentes sueños se iban develando los mensajes, había muchas formas,
      Un abrazo grandote

      Me gusta

  1. A través del trance las soñadoras aúnan el culto tradicional y los ritos ancestrales. Parece que aún perduran prácticas animistas en las que participa la madre tierra en la forma de gruta misteriosa y piedra sagrada. Estas publicaciones tienen un gran valor retratando usos sociales que difícilmente van a perdurar. Gracias por compartirlos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. En México se da un hecho curioso, todo pasa y todo queda, a veces escondido de la mirada, tapado por otras creencias, sin embargo es difícil que no se trasmitan de generación en generación las vivencias de los abuelitos. Estoy de acuerdo contigo cada día son menos los que entran en ellas, sin embargo el conocimiento sigue ahí para aquellos que lo buscan. Gracias Carlos un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.