TEATRO EL GALPON, MONTEVIDEO

EL ARTE DE LOS VECINOS: “LA PREVIA” A LA CULMINACIÓN

 

Ya había llegado el día esperado,

el cierre del Ciclo en la Escuela Esquinera, se iba a realizar en la tarde-noche sin embargo los preparativos comenzaban desde las 10 de la mañana.

Había quedado de filmar “La Previa”, lo que iba a suceder antes de la “Tercera llamada”, pues me interesaba ver como estaba el movimiento, cómo pintaban los cuerpos, el body painting, y el maquillaje artístico facial, además de todos los demás que estarían en el escenario preparando luces, escenografías, así que me fui más temprano para ver el montaje.

La presentación iba a ser en el Teatro El Galpón, uno de los primeros teatros independientes que tuvo Uruguay, una institución emblemática montevideana.

Salí temprano de Las Toscas, rumbo a Montevideo, el calor se dejaba sentir como que el aire traía esa calidez, que hace que a uno lo rodeé la tibieza, en una agradable sensación que no llega a ser lo abrumador del verano, más allá que Uruguay tiene una ventaja la brisa siempre aparece para apaciguar la temperatura y refrescar el ambiente.

Hacía años que no entraba a un Teatro, era como si fuera camino a una nueva experiencia, ya que estar en lugares cerrados con mucha gente me traen un sentimiento de opresión, de sentirme acorralada y con ello una necesidad de tener a la Naturaleza cerca, de salir corriendo a refugiarme entre su vegetación, en su silencio natural,  demasiados años lejos de la “civilización” pasa su factura, para enfrentarse a las situaciones sociales, sin embargo era un desafío, había que vencerlo, igual que el que tuve que enfrentar para llegar a la Escuela.

Nada me detuvo, allá fui, la determinación era quien me acompañaba y quien hacía que no trastabillara en mi decisión de agarrar al toro por los cuernos, que para ello había iniciado todo este proceso y ésta era la culminación.

Bajé del autobús y me encaminé al encuentro con el nuevo reto que me enviaba la Vida, cómo diciéndome: “No te dejes, si no lo haces ahora, difícil será vencer los prejuicios, los miedos y todo aquello que te pone el freno, se robustecerán en tu indecisión”.

Sí, indudable, cuantos más años tiene uno se va anquilosando, va fortificando la coraza y ella misma hace que uno no se atreva, sino que todo se vuelva la repetición de las rutinas asimiladas y con ello la vida se limita y el encierro se apodera de nosotros mismos y el ego rigidizado da sus vueltas mostrando su importancia personal y afirmándose en los miedos,  queriendo  impedir situaciones que lo desmantelen, por eso hay que emboscar a ese Yo que se cree que es, con sorpresas que no se espera, que salgan de la nada, exponerse, ganar en osadía para de esa manera llegar a quien realmente uno es, al Verdadero Ser.

Entré al teatro y me encaminé a la sala, donde un grupo de personas estaban en el escenario, montando la escenografía de la cual se había encargado el Taller de Artes Plásticas, otros estaban solucionando el problema del sonido junto a los participantes del Taller de Música, el Taller de Títeres en su apogeo hacían caminar a una gran figura blanca, sin entender mucho para qué, más allá que fue una gran sorpresa el verla tan hermosa deslizando a otra más pequeña por su brazo en la presentación.

 

TEATRO EL GALPON, MONTEVIDEO

 

Poco a poco fui perdiendo ese miedo al enfrentamiento, la Tarea era primero, lograr cubrir todo eso que se estaba dando para dejar la huella plasmada de lo que iba a ser el Evento, de todo ese trabajo precursor que muchas veces no se tiene en cuenta y que en lo que uno visualiza en la entrega del producto ya hecho no se ve, no se percibe, el trabajo de tantas manos y cabezas, para llegar a esta culminación, para deleitar a otros con la muestra.

Todos estaban radiantes, contentos, metidos dentro de su cometido sin distraerse con lo que sucedía alrededor, el ambiente era de camaradería, de sonrisas, de gestos, era un deleite estar viviendo esos momentos.

 

 

El mate, “El Infaltable”, estaba ahí presente y por segundos mientras saboreaban uno se daban chance a observar el avance de lo hecho y hacer algún comentario para mejorarlo.

 

TEATRO EL GALPON, MONTEVIDEO

 

Fui camino a los camarines donde según me dijeron estaban los integrantes del Taller de Vestuario, vistiéndose para comenzar luego con el ensayo de lo que sería su actuación, también Maquillaje Artístico Facial, que se habían puesto sus atuendos e iban a terminar de decorar sus caras en la calle, Las Catrinas era su motivo.

Di la vuelta, filmé un poco, todo era regocijo, expectativa, sonrisas, nervios, preparativos, ya habían terminado de vestirse e iban rumbo al ensayo.

Pregunté por donde estaba el Taller de Maquillaje Artístico Corporal (Body Painting) pues era uno de mis encargos, del compromiso que había entablado, filmar lo que ahí sucedía, cómo iba evolucionando ese trabajo que duraría horas para realizarse, para luego presentarse unos momentos y quitarlo, el arte temporal, nada mejor para mostrar que en esta Vida no todo perdura para siempre, por eso hay que adentrarse en los procesos y regocijarse en cada momento de ellos, en la simpleza y la sencillez que evocan.

Allá me dirigí subiendo escaleras a la parte más alta del lugar y en un salón ahí estaban modelos y pintores llenando los cuerpos con dibujos, colores, líneas, puntos, transformándolos, donde el desnudo colorido relucía, se atrevía a dejarse ver, dándole otra dimensión, donde no se atentaba al pudor, sino que se embellecía una obra de la Naturaleza, que quien sabe por qué ha sido censurada desde hace siglos y hay que esconder sus vergüenzas.

Esa pintura del cuerpo y la cara que ha acompañado al ser humano desde prácticamente sus primeros pasos en la expresión, que ahora está saliendo de nuevo a la luz en nuestra civilización pues hay otras que no la han perdido, se está expandiendo y ya se vuelve parte en la forma de comunicarse de las nuevas generaciones.

Muchos de los modelos eran del Taller de Danza Contemporánea que se lleva en la Escuela.

 

 

Después de haber estado un rato filmando, sacando fotos, regresé mis pasos y de nuevo estaba en el hall del Teatro, donde el Taller de Vestuario ensayaba, recorría la sala, para luego salir a la calle, la cual lentamente se volvía una romería donde diferentes personajes se encontraban, se saludaban efusivamente, representaban escenas y poco a poco uno iba viviendo diferentes épocas.

 

 

“Las Catrinas” ya se habían instalado en una mesa con sus pinturas, entre pláticas, chistes, pintándose unas a otras o ellas mismas, atendían a los sorprendidos que pasaban por la calle y se detenían a preguntar, qué era lo que  estaba sucediendo y ahí aprovechaban para darles información de la Escuela y de otros lugares donde se podían acercar si les interesaba alguno de los Talleres.

 

 

Poco a poco fueron llegando los espectadores que se formaron en la puerta, a la espera de que se abrieran, se mezclaban con los participantes de la “Procesión de las Duranas”, que abrirían el evento, el Taller de Vestuario, Las Catrinas maquillándose, los del Taller de Animación que recorrían con sus marcos negros y blancos y apresaban con él a diferentes personas las cuales le hacían tomar un papelito de unas canastitas donde les indicaban con que actitud tenían que posar, que a su vez eran retratadas por un integrante del Taller de Audiovisual o filmadas en la escena, el Santo que abriría la Procesión ahí estaba en el suelo, esperando el momento para que lo subieran a los aires y ver todo desde arriba, parecía que uno se encontraba en un mundo mágico, con un cierto dejo de locura participativa, la cual había sido sublimada por un acto creativo, donde todos jugaban bajo la mirada de un público que con cierta inhibición se iba uniendo al Evento, a medida que se diluía la separación entre unos y otros.

Hermoso ver y sentir a un grupo disfrutando el momento y dando lo mejor de sí mismo, regalando alegría, risas, que hacen que el alma se regocije y olvide por un momento lo que le inquieta.

 

 

Eso creaba un ambiente de juego en la espera, entre todos los que ahí estaban y de repente se dejaban sentir las risas del humor que desprendía la situación, humor del bueno, de ese que no le hace mal a nadie y que no agarra a alguien como pretexto para que otros rían o saquen con ello sus frustraciones y sus miedos. Ese humor que cura, que sana.

 

TALLER DE VESTUARIO_1

 

La puerta se abrió, el público fue entrando y llenando la sala, que lucía casi repleta, con el murmullo de fondo de las conversaciones, que mostraba un ánimo contento, en la espera.

Afuera de la sala la “Procesión” ya había tomado su lugar, esperaba la voz que diera la orden para que el Evento se desatara y con el cántico de:

 

“Traigan flores para el Santo

y velitas de colores para el Ángel”

 

 

Se diera comienzo a:

 “LA ESQUINERA DEMUESTRA 2017”

 

 

 

Continuará….

Montevideo

Uruguay

2017

 

“LAS CATRINAS EN MONTEVIDEO” Primera entrega

“DE VIAJE POR LA ESCUELA ESQUINERA” Segunda entrega

“UN SEÑOR MUY VIEJO CON UNAS ALAS ENORMES” Tercera entrega

“EL TALLER DE VESTUARIO” Cuarta entrega

“DETRÁS DE CÁMARA” Quinta entrega

“CUANDO JUGAR ES PRIORIDAD” Sexta entrega

“CUANDO LOS TAMBORILES HABLAN” Séptima entrega

“MILONGUENADO EN LA ESQUINERA” Octava entrega

“ENCUENTRO DE CULTURA VIVA COMUNITARIA” Novena entrega

“CUANDO LA CULTURA VIVA SE MUEVE” Décima entrega

“EL FINAL DEL TALLER DE LENGUAJE AUDIOVISUAL” Onceava entrega

TE INVITO A QUE VISITES EL BLOG
puedes encontrar otras entradas que te pueden interesar.
Link Pagina Principal 1
GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!
FIRMA baja res

 

Anuncios

6 comentarios en “EL ARTE DE LOS VECINOS: “LA PREVIA” A LA CULMINACIÓN

  1. Muy valiente enfrentándote a tus miedos y saliendo de lo cómodo y rutinario. Me ha gustado cómo lo explicas, eso de pillar por sorpresa al ego para desmontarlo.
    Yo no he vivido apartada de la sociedad pero también siento esa sensación de opresión en los lugares cerrados y necesito, al menos un día en la semana, escapar a la naturaleza.
    Me parece muy bonito y alegre el trabajo que habéis hecho entre todos.
    Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Eva, es que si no le entras un poco a lo social te vas apartando de todo y luego el enfrentarte se vuelve un gran problema, pues hasta lo fisiológico entra a desajustarse.
      La locura en que se vive hoy día, el poco respeto que existe hacia los demás, entras a otro mundo y la desadaptación se siente inmediatamente. Un abrazo grande

      Me gusta

Responder a evavill Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.