textura arena

IDEA VILARIÑO Y ALFREDO ZITARROSA EN LAS TOSCAS

«LA CANCIÓN Y EL POEMA»

«Hoy que el tiempo ya pasó,
hoy que ya pasó la vida,
hoy que me río si pienso,

hoy que olvidé aquellos días,
no sé por qué me despierto
algunas noches vacías
oyendo una voz que canta
y que, tal vez, es la mía.»

 

En la entrada de «Las Toscas, Uruguay», había comentado que en este balneario de la Costa de Oro de Uruguay, vivieron Idea Vilariño y Alfredo Zitarrosa, por los años 70, una gran poetiza y él un cantor popular muy querido por estas tierras y a nivel internacional.

De ahí que la Rambla que bordea la costa del balneario se llame Alfredo Zitarrosa y en frente de donde vivía Idea se haya construido una pequeña plazoleta que lleva su nombre.

Cuando ellos moraban por estos rumbos el lugar estaba  casi vacío se podía decir, eran muy pocas las familias que habitaban durante todo el año, ya que Las Toscas igual que la mayor parte de los balnearios del Este se ocupaban en el verano.

Era un lugar agreste, solitario, con muchos pinares y dunas, donde muchos días uno no veía otro ser humano y ver pasar un auto era por demás difícil.

 

 

Era tal el silencio que uno podía escuchar conversaciones que quien sabe de dónde venían, percibir a veces que quien hablaba estaba detrás de uno o el paso de autos por la carretera la cual quedaba un poco alejada, los días de tormenta el sonido del mar a unas cuatro cuadras de él se sentía con tanta fuerza que parecía que en cualquier momento iba a entrar a la casa.

 

«Quisiera morir –ahora– de amor,
para que supieras
cómo y cuánto te quería,
quisiera morir, quisiera… de amor,
para que supieras…»

 

Idea vivía  en una duna frente al mar (el Río de la Plata) «ora risueño, ora furioso» cómo decía, cuando aún no se había construido la Rambla, tenía un hermoso jardín cuidado por ella ya que era amante de las plantas y de las flores.

 

 

Cuentan que empezó a construir la casa por los años 60 para retirarse del mundo, salirse de él.

Era una mujer hermosa, solitaria, se la solía ver caminando por la playa o sentada en las dunas, perdida su mirada quien sabe dónde, eso sí parecía que viajaba más allá del horizonte.

 

 

A Alfredo se le escuchaba ensayar sus canciones o algunas veces se le veía en la parada del autobús, vestido con su smoking, guitarra en mano rumbo a la ciudad de Montevideo con seguridad a algún evento.

 

«Algunas noches de paz,
–si es que las hay todavía–
pasando como sin mí
por esas calles vacías,
entre la sombra acechante
y un triste olor de glicinas,
escucho una voz que canta
y que, tal vez, es la mía.»

 

Por otro lado, había un almacén que hacía las veces de pequeño «boliche» como le llamaban los lugareños, donde se juntaban, algún que otro parroquiano que iba a tomarse un traguito y a conversar un poco, ahí a veces él se acercaba a tomar junto con ellos el vaso de vino y alguna que otra canción nacía para regocijar la velada.

Del encuentro de la poetiza y el cantor brotó una canción, creada aquí en Las Toscas:  «La canción y el poema».

 

Quisiera morir –ahora– de amor,
para que supieras
cómo y cuánto te quería;
quisiera morir, quisiera… de amor,
para que supieras…
(1972)

 

Dicen que no se conocían, que un día llegó Zitarrosa a casa de Idea a pedirle la letra de una poesía para musicalizarla y ahí comenzó la colaboración.

Así nació esta canción de amor………….

 

 

Las Toscas

Uruguay

TE INVITO A QUE VISITES EL BLOG
puedes encontrar otras entradas que te pueden interesar.
Link Pagina Principal 1
GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!
FIRMA baja res
Anuncio publicitario

16 comentarios en “IDEA VILARIÑO Y ALFREDO ZITARROSA EN LAS TOSCAS

    1. Gracias Mirian, cuando éramos muy pocos los que allí vivíamos que desde lejos podías escuchar la voz de Zitarrosa cantando o ver a Idea caminando por la playa, como dice el Sabalero: «….lindo haberlo vivido para poderlo contar.», Un abrazo fuerte

      Me gusta

    1. Gracias Jorge, me da mucho gusto que lo hayas vuelto a leer, realmente fue una experiencia muy linda en mi vida el poder convivir como vecinos con ellos, hace más de cincuenta años cuando el lugar era un bosque de pinos y muy pocos pobladores. Un abrazo

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.