PERRO_6

PUERTA A PUERTA

LA HISTORIA DE “COSA”

Empezó a llegar a la casa un día de invierno,  pidiendo un poco de comida y agua, otro de los tantos animalitos abandonados que pululan por el lugar y que los vecinos se van haciendo cargo de ellos.

Cuando lo vi estaba fuera de la ventana de la cocina mirando para adentro, muy atento, como esperando que alguien se acercara al lugar y lo descubriera.

Así fue, estaba tan derechito sentado, con tanta paz, que le pregunté:

– Y tú, ¿de dónde saliste?.

Enseguida se paro y comenzó a mover la cola, insinuando en su movimiento que quería que le abriera la puerta de entrada.

-Mira que eres inteligente-le dije- la escuela de la Vida, sin lugar a dudas.

Se salió con la suya, fui, abrí la puerta y ahí se me acercó con mucha cautela como no queriendo molestar, como aquel que ha sido tan apaleado que ya se cuida de cualquier movimiento y por otro lado ha descubierto que esta Vida se nutre de los dos extremos, de quienes maltratan y de otros que protegen; aunque también existen aquellos que aún no tienen determinado a cual pertenecen y navegan entre las dos manifestaciones, esos son los más difíciles de detectar pues cuando uno se siente resguardado de un instante a otro surge lo inhumano y ¡ZAS!, lo más probable es que caiga el palo.

Fuimos  a buscarle un poco de comida y algo en que ponerle agua. Como si estuviera en un festín se comió todo y bebió abundante líquido.

 

PERRO_6

 

Cada vez que lo veía le llamaba “Cosa”, este apodo y “Bicho”, es como les llamo a la mayor parte de los animalitos que me encuentro en el camino cuando no sé como nombrarlos.

Así comenzó a venir todos los días, en la casa ya se le guardaba comida para perro y siempre tenía agua. Esperaba muy atento a que alguien abriera la puerta para anunciarse, para luego agradecer con brincos y moviendo su cola el que se le atendiese.

 

PERRO_6

 

En algunos momentos se quedaba echado en la entrada, como custodiando, para luego seguir su camino a otra casa, donde volvía a hacer el mismo ritual y así se iba nutriendo y llevando alegría a aquellos que lo querían.

 

PERRO_6

 

Un día dejó de venir, el invierno ya se había puesto cruel y había encontrado cobijo, donde lo dejaban guarecerse y por otro lado ya eran tantos los lugares donde lo alimentaban, que se quedó más cerca de donde habitaba.

Eso sí, lo agradecido no se le olvidó, así estuviera acompañado de sus amigos, otros perros, cada vez que pasaba por donde él ahora pernoctaba, venía corriendo a saludar, moviendo la cola y dando brincos que mostraban el regocijo que le provocaba el re-encuentro.

Otras historias sobre estos animalitos

Perros del verano

Gatos: el encargo de la Vida

La historia de Bicho

Las Toscas

Uruguay

 

TE INVITO A QUE VISITES EL BLOG
puedes encontrar otras entradas que te pueden interesar.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

Anuncios

8 comentarios en “PUERTA A PUERTA

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.