Vía de tren México fotografía Diego Pereyra

LA BENDICIÓN DE LOS MIGRANTES

 

DÍA DE LA CANDELARIA

2 de febrero

 

Había ido a la ciudad más cercana al lugar de donde vivo en México, después de un largo tiempo de no estar en ella.

Por esta ciudad pasa el tren que conecta al Sur con el Norte del país y es camino de los migrantes.

Una de las cosas que disfruto y me centran, cuando voy a ella es refugiarme de la prisa y el ruido abrumador que emana, en un parquecito donde hay una serie de cafeterías.

Ahí estaba sentada afuera de una de ellas, contemplando el movimiento del lugar, cuando se me acerca un muchacho de unos veinte años cuanto mucho, se detiene a unos metros de distancia, con cara de susto, con unos grandes ojos límpidos, trasparentes, inocentes, que muestran un gran desconsuelo, angustia y sobre todo miedo, como los de un niño que la Vida lo sorprendió con la realidad de los Tiempos, abriéndole los ojos.

Me dice:

-Soy hondureño, soy migrante, nos corrieron, la ayuda que me pueda dar se la agradezco- en eso estábamos, cuando se acerca otro de ellos.

Me llama la atención que se paren lejos de mi mesa.

Mientras el primero que llegó agradece mi ayuda y se va, el otro como si algo lo paralizara queda clavado en el suelo, después de unos breves instantes,  me empieza a contar con toda la fuerza de quien necesita no sólo nutrir el estómago, si no descargar el alma y sacar para afuera lo que lo atormenta.

-Gracias madrecita, traemos mucha hambre, mucha, llevamos días sin comer-mientras sus manos daban vueltas alrededor del estómago- duele, madrecita, duele, de tanta hambre. El maquinista paró el tren aquí, ¿cómo se llama esta ciudad?

-Tehuacán

– y nos dijo, “Bajen muchachos, vayan a buscar comida, aquí los van a ayudar”.

 

tren en el desierto en México DIEGO PEREYRA

 

Como no lo podía escuchar bien le pedí que se acercara, con mucha timidez, lo hizo.

-Vamos de regreso a Honduras-siguió diciendo- éramos seis, madrecita, éramos seis, sólo quedamos ahora dos, los otros cuatro quién sabe qué pasó con ellos……. nos empezaron a cazar, nos disparaban como si fuéramos animales………

salimos todos corriendo, el otro y yo pudimos cruzar, pero perdimos a nuestros compañeros, los perdimos- decía, con una mirada que se extraviaba en un vacío muy profundo, desconsolado, mientras su voz se entrecortaba y sus ojos se llenaban de lágrimas- ahora vamos de regreso a decirles a sus familias que los salgan a buscar, que vean que pasó con ellos, nosotros no pudimos hacer nada, nada- se lamentaba, dejando traslucir su sentir por haber abandonado a sus compañeros.

-¡Acércate!

Titubeó en hacerlo.

-Dame tu mano- mientras extendía las mías-tranquilo, mírame a los ojos…. No era tu intención el dejarlos, calma………….

-No pude hacer nada, madrecita, no pude hacer nada

-Lo sé.

Ahí nos quedamos por un momento, mirándonos y un suspiro profundo hizo que la Vida  fluyera, la paz inundo el corazón.

-Gracias, madrecita, que todas las bendiciones caigan sobre tí y sobre esta tierra, México y sobre su gente, que nos ha ayudado, nos ha recibido, nos ha tratado bien, el Cielo les va a ayudar, bendiciones, bendiciones es lo que aquí dejo

– mientras su boca esbozaba una sonrisa de consuelo y mi corazón se llenaba de un gozo absoluto, como si sus palabras inundaran el ambiente llenándolo de regocijo.

-Vamos-le grita el otro desde lejos-se nos va el tren.

-Los Cielos los acompañan, gracias por tan hermosa bendición, la llevaré conmigo. Vayan en paz.

Levantando su mano, dejó un saludo a lo lejos.

saludando desde el techo de un tren FOTO DIEGO PEREYRA

Intenso encuentro en el Camino de la Vida, que nos armoniza y conforta, sin importar quiénes somos, de dónde salimos o a dónde vamos, solo descubrir que nos necesitamos y que hermanarnos es la dirección que él nos marca.

 

Fotografías cortesía de DIEGO PEREYRA, al cual agradezco por permitirme hacer uso de ellas.

 

 

Espero hayas disfrutado esta historia…!

Si te gustó  te agradecería que me lo hicieras saber, que lo compartieras con otros .

Conocer tu opinión es algo que me interesa mucho…!

Así mismo te invito a que te des una vuelta por el blog, donde también encontrarás otros posts que te pueden atraer.

Link Pagina Principal 1

GRACIAS A TODOS!!!! SALUDOS!!!!

FIRMA baja res

 

Anuncios

18 comentarios en “LA BENDICIÓN DE LOS MIGRANTES

  1. No entiendo de política, pero sí que tengo el convencimiento de que por mis venas corre sangre árabe, celta, íbera, suaba, portuguesa y española y de que no hay más frontera a abatir que la ignorancia. Gracias Themis por traernos esa triste realidad de aquél lado a éste, que no es muy diferente. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. Claro que me gusta la historia…..
    Y me gustaría aun mas si fuera un cuento….. Un cuento inventado…..que no tuviese nada que ver con la realidad.
    Sinceramente, Themis, te agradezco por como le hablaste a los muchachos , por hacerle pensar que todavía existe el genero humano….

    Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s