nido de insecto

DEVELANDO INCÓGNITAS

EL AGUJERO MISTERIOSO

Estaba en el Ranchito en México sentada sobre el costal bajo el alero, observando un agujero en el piso, como un túnel con un montículo, que parecía un volcán, que no sabía quién lo había construido. Estaba fresquecito como quien dijera fabricado no hacía mucho tiempo.

 

nido de insecto

 

Ya había notado a mi retorno, después de una ausencia prolongada, que el piso estaba lleno de agujeritos, que llamaron mi atención y quería saber, ¿quienes eran que los hacían?. Nadie a los que les había preguntado pudieron darme cuenta de que animalito era.

 

agujeros en la tierra

 

-¿Qué estás haciendo?- preguntan los niños que acababan de llegar, al verme sentada mirando el piso.

-Estoy develando una incógnita-les contesto.

-¿Qué es develar?-pregunta uno de ellos.

-Es descubrir.

-¡Aaaahhhh!

-¿Incógnita que es?- pregunta otro.

-Algo que no se sabe.

-¿Qué es lo que no sabes?.

-¿Quién es el animalito que se mete por ese agujero?. ¿Alguno de ustedes lo conoce?.

-¡¡¡Nooooo!!!- contestan todos al unísono.

-Entonces, ¿vamos a descubrir quien vive ahí?- dice uno, mientras se van sentando todos a mi alrededor en el costal que cada día nos queda más pequeño.

-¿Si quieren?, yo si lo voy a intentar, quiero saber-les digo

-Lo intentamos.

-Para eso, nos tenemos que quedar muy quietecitos- dice una.

-Sin hacer ruido-dice otro-si no se espanta y no viene, ¿veldad?

-Así es, hay que adquirir paciencia, concentración y estar atentos, para lograrlo.

Ahí nos quedamos por un buen rato, todos mirando la boca del túnel que teníamos frente a nuestros ojos, esperando que algo se apareciera.

-Y, ¿cuándo va a venil?- nace la pregunta y rompe el silencio. El fastidio ya comienza a hacer eco.

-No lo sé, hay que esperar- Primera llamada.

Sigue el tiempo transcurriendo por ratitos todos quedamos enfocados en el agujero.

-Y será, ¿qué va a venir?- Segunda llamada, la atención ya se desintegra.

-¿Quién sabe?. Tenemos que conocerlo primero y a sus costumbres.

Seguimos unos momentos más hasta que surgió la tercera llamada, donde ya marcaba que la atención había sido agotada y era hora de hacer otra cosa.

-Parece que no quiere venir- dice otro.

Ya cansados nos paramos y nos fuimos a armar rompecabezas, mientras platicábamos de quién podía ser ese huésped misterioso que había hecho el hueco, de lo profundo que era , de toda la tierra que había sacado, qué habría utilizado para hacerlo y así íbamos armando hipótesis.

Pasaron los días y nada, la respuesta no aparecía, más allá que estábamos muy atentos.

Hasta que un día aconteció que una avispita, (así le llamamos pues en realidad no sabemos que bicho es), muy chiquita amarilla y negra entró por él.

-¡¡¡¡Ahí está!!!!!, ¡¡¡¡Ahí está!!!!!-gritaban- ¡¡¡Entró!!!, ¡¡¡Entró!!!

-¡¡¡Es una avispa!!!- y el júbilo de quienes llegan a una meta se apoderó de todo el grupo.

-¡Trae la cámara!-dice uno-para sacarle una foto cuando salga.

Acción infructuosa, salió volando, ¡tan rápido!, que ni tiempo a enfocarla. Sin embargo el regocijo de haberlo descubierto y de conocer al huésped nutrió nuestro corazón.

No nos desalentamos por no haberlo podido fotografiar, ni perdimos la esperanza, ya habíamos dado otro paso, avanzábamos. Seguimos perseverando en el intento, mientras planeábamos cuál sería la mejor forma para hacerlo. Así surgieron varias ideas y la posibilidad de poderlo ver en la cámara aumentó el interés.

Poco a poco sucedió, que comenzaron a aparecer más montículos, como si se hubiera corrido la voz entre las avispas de que ahí no había ningún problema en instalarse o bueno ya se habían acostumbrado en mi ausencia a hacer su nido en esa tierra, ¿saber?. Así las teníamos revoloteándonos a nuestro alrededor, entrando y saliendo. Eso sí fotografiarlas estaba muy difícil, apenas uno se acercaba desaparecían.

 

montículo de insecto

 

-¡¡¡Entró una!!!, ¡¡¡entró una!!!- y todos nos fuimos y nos pusimos alrededor del agujero, a la expectativa del momento en que emergiera, quietitos, quietecitos como estatuas, volviéndonos parte del entorno con la cámara en mano, enfocando la salida. El tiempo se hacía interminable y nada aparecía.

De repente unas antenitas se asomaron y una cabecita, que se quedó detenida, ¡CLIC! el disparo y muy velozmente se volvió a meter.

-¡A ver!, ¡a ver!- la emoción nos invadió, ahora había que ver si lo habíamos logrado. Ya miramos la foto y estaba en foco, pues habíamos hecho otras pruebas y nos habían salido re-mal, no se veían claras. Todos festejamos la victoria.

 

insecto_4

 

De nuevo, enfocamos, esperamos y así logramos fotografiarla saliendo de la cueva.

 

insecto_5

insecto_4

 

De cuerpo entero imposible una vez que asomaba medio cuerpo ya salía volando en un instante, no era gradual el movimiento, era como si diera un salto cuántico y se esfumara,  desaparecía en otra dimensión, como si se la hubieran tragado.

Sin embargo seguimos perseverantes en el intento, como cada día llegaban más, era más simple el observar que hacían y ya se estaban acostumbrando a nosotros. Primero daban vueltas, se acercaban como si nos reconocieran, luego buscaban uno de los agujeritos y se metían en él. La concentración era parte fundamental para poder agarrarlas en el instante. Estar en guardia y al acecho, siguiendo su vuelo.

 

niños

 

Así sucedió que un día cuando estábamos todos sentados en el costal, platicando muy tranquilos, una  comenzó a darnos vueltas como perro que olfatea, ninguno se movió. Fue y se paró cerca de donde estábamos, despacito nos fuimos acercando y ni se inmutó.

 

niños observando

 

Así, pudimos  sacarle una foto de cuerpo entero, ¡lo habíamos logrado!, aunque no festejamos para que no se espantara, sin embargo ahí no acabó lo que nos mostró.

 

insecto

 

Si no que se puso a cavar su pozo y fue armando el montículo, frente a nuestros ojos que la contemplábamos total y absolutamente abstraídos, una vez que se fue metiendo dentro ya no la vimos salir. La tarde  en el bosque caía y con ella entra muy rápido la obscuridad, era tiempo de irse a sus casas, quedaría para otro momento, ya habíamos recibido el regalo de contemplarla haciendo el agujero.

 

 

Los misterios en el bosque son muchos y cada día nos encontramos con uno nuevo que nos sorprende, nos intriga y nos lleva a resolverlo; así en parte transcurre nuestro tiempo conociendo a los seres que habitan con nosotros, tratando de compartir la vida juntos.

Como este, que parece una pequeña vecindad abandonada, ¿quién serán los constructores?. Si alguien los conoce, ¡¡¡¡Cuéntenoslo!!!!!.

 

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡  HASTA LA VISTA   !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Espero hayas disfrutado esta historia…!

Si te gustó  te agradecería que me lo hicieras saber, que lo compartieras con otros .

Conocer tu opinión es algo que me interesa mucho…!

Así mismo te invito a que te des una vuelta por el blog, donde también encontrarás otros posts que te pueden atraer.

Link Pagina Principal 1

 

GRACIAS a TODOS   !!!!    SALUDOS   !!!!

 

FIRMA baja res

Save

Save

Save

Save

Save

Anuncios

27 comentarios en “DEVELANDO INCÓGNITAS

  1. Pensé sería un topito. De las avispas lo que sabía es que trabajan muy bien el barro para construir. Será que cavan para conseguir arcilla y la transportan a otro lugar donde construyen. Esa es mi hipótesis. Será que pueden validarla los niños?

    Me gusta

    1. Hola Mirian, así es, trabajan el barro, pero estas sólo lo sacan, van y vienen, entran y salen, sin embargo no se llevan nada. Las seguiremos observando con los niños, a ver que pasa y te lo contaremos si descubrimos algo nuevo. Justamente ahora, la pregunta que nació fue, ¿para qué hacen eso?. Ahí seguimos intrigados, observándolas, a ver si hallamos la respuesta si no se acaba la temporada antes. Un abrazo grande

      Me gusta

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s