pichón de colibrí

EL REGALO DEL RETORNO (4)

 

EL NACIMIENTO

¿Qué día será hoy?. De nuevo en el Ranchito, en México y ya perdí la noción del tiempo.

Me fui al pueblo por unos días y cuando regresé la ¡GRAN MARAVILLA!, había nacido uno de los pichoncitos de la colibrí.

Una cosa pequeñita, casi sin plumas, algo muy hermoso de verse, por lo menos para mí, que nunca había tenido un nacimiento de colibrí tan cerca.

Apenas despuntaba el día cuando una bandada de “Pea pea”, como les llamo pues no sé su nombre, son unos pájaros muy ruidosos que haciendo ese sonido ¡ gritan!, ¡qué para que contar!, se instalan en los árboles y me despiertan.

Es la contaminación auditiva que existe en todos lados, salvo que unas son más llevaderas que otras, como el claxon y el sonido de los autos, ¡ese sí que pone los nervios de punta!.

Me levanté y abrí la ventana, durante un rato estuve viendo el alba, cómo el bosque despertaba con unos destellos rosas y como la tenue luz del amanecer se hacía cargo de anunciar el día.

Me volví a la cama, aún no era para mí la hora de levantarme, cuando al rato siento unos chirridos cerca de mi cara, era la colibrí que había entrado por uno de los espacios que hay en el techo para que el viento corra sin problemas y no lo embolse cuando sopla.

-Y ahora, ¿qué quieres?- le digo, mientras ella volaba de un lado para otro- ¿Es hora de levantarse, acaso?, ¿serás mi despertador?.

Frente a su insistencia no me quedó de otra que salir de la cama, aunque la verdad me daba mucha alegría verla, no lo voy a negar.

–¡Ta bien, ta bien!, ya me levanto- iba y venía, iba y venía, hasta que me puse en pie, abrí la puerta, sonriendo, ¡Qué otra cosa me quedaba!. Era como si me estuviera enseñando las costumbres del lugar y sus habitantes: Aquí uno se levanta cuando amanece. Fue la primera alegría del día y enseñanza.

Me fui al fogón a prender fuego para calentar agua y hacerme mi cafecito. La segunda alegría del día, escuchar el agua cuando empieza a hervir, pues es todo una re-educación de la paciencia, cuando uno ya se acostumbró al gas y ni les cuento, ¡la algarabía del alma!, cuando ésta empieza a borbotear.

 

agua hirviendo

 

Mientras espero que el agua caliente y en el momento en que la colibrí no está me asomé a ver al bebé y cuando me siente abre su piquito como esperando alimento.

Pequeños acontecimientos del diario vivir que hacen que la cara se expanda y la sonrisa brote.

 

pichón de colibrí

 

La madre andaba como loca, iba y venía cada quince o veinte minutos, entraba a la casa, a la cocina, se me ponía a unos metros y me gritaba.

-¡Ya Bicha!, ¡Estate en paz!. ¡ No te vas a librar de mí!, ¡Ve y atiende a tu hijo!. ¡Olvídate que yo existo!.

Pero nada, ella seguía como loquita. ¡Qué animalito estresado!, parece gente de ciudad a la hora de entrar al trabajo o llevar sus hijos a la escuela.

Compañera de camino, ¡qué me tocó!.

-¿Será que ahora voy a tener a un bichito revoloteándome alrededor de mi cabeza?

Cosas de la vida, uno nunca sabe con quién se junta hasta que los conoce y convive con ellos.

Hermosa por donde se la vea, su batir de alas, el resplandor de sus plumas, lo estético de su pico, la belleza de su nido, lo chispeante de su presencia, la música que ejecuta con su voz y sus alas. Eso sí, para compartir territorio está difícil al principio.

 

colibrí volando en su nido

 

Me decían que un colibrí cuando elige tu casa para instalarse es un gran acontecimiento pues trae felicidad y alegría, es una buena señal,  es un mensajero de los Cielos.  ¿Será?.

Con mi cafecito en mano me voy a sentar en mi mesa de trabajo a escribir, así estaba, concentrada contando la historia,  cuando escucho un crujir de hojas cómo de alguien que corre bien cerquita de la casa, que me sobresalta pues no tenía registrado el sonido,  pasitos desconocidos lo emitían.

-Los niños no son-me digo- pues no se escuchan así. ¿De quién será esos pasos?………………………………

Por hoy aquí dejamos esta historia, para seguirla otro día, ya que este cuento parece  no tener fin.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡HASTA LA VISTA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Desde el asomarme por la ventana les mando: ¡¡¡Sorpresa!!!

Save

Save

Save

Anuncios

2 comentarios en “EL REGALO DEL RETORNO (4)

Gracias por comentar...!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s